Trucos y consejos para la prevención de lesiones musculares

La hidroterapia y sus múltiples beneficios

La hidroterapia es un método terapéutico que se realiza dentro del agua, utilizándola para prevenir lesiones o regenerar el cuerpo después de estas.

hidroterapia.jpeg

Cuando se trata de terapia física y rehabilitación, el método que más se conoce es el de los masajes terapéuticos. Sin embargo, esta no es la única forma en la que se puede recibir fisioterapia, ya que la hidroterapia es una alternativa que destaca por sus incontables beneficios para tratar diferentes patologías de los músculos y el esqueleto por igual. Pero ¿qué es exactamente la hidroterapia?

La hidroterapia como terapia acuática

La hidroterapia es un método terapéutico que se realiza dentro del agua, utilizándola para prevenir lesiones o regenerar el cuerpo después de estas. A diferencia de la terapia común que suele ser algo dura con el cuerpo, estar en el agua relaja los músculos y facilita el movimiento, por lo que es una alternativa adecuada para todos.

Mientras que la terapia convencional se enfoca directamente en la regeneración muscular, la hidroterapia tiene otros beneficios más allá de la rehabilitación física. Dependiendo de la condición que se esté tratando, puede ser el método de tratamiento principal o ser un complemento de otros tipos de terapia.

Se le atribuyen muchas cosas buenas, por lo que es recomendada en varias ocasiones para ayudar a tratar lesiones. También trae diversos beneficios muy completos para todo tipo de personas como:

  • Relajación mental: los dolores musculares también pueden ser ocasionados por el estrés, por lo que la relajación mental que trae la hidroterapia es un bonus que vale la pena destacar. También puede calmar la ansiedad, mejorar el insomnio, etc.
  • Mejora la circulación sanguínea: esto promueve la eliminación de toxinas, fortalece los capilares sanguíneos y los nutrientes fluyen con mayor facilidad.
  • Mejora el sistema inmunológico: la hidroterapia minimiza las posibilidades de padecer enfermedades que afecten a este sistema.
  • Reduce el impacto muscular: el agua hace que sea más fácil moverse, por lo que, a pesar de estar ejercitando, los músculos no sentirán un gran impacto.
  • Minimiza los dolores: gracias al mínimo impacto muscular y a la relajación que provee la hidroterapia, los dolores causados por lesiones no serán tan intensos.

¿En qué casos está recomendada la hidroterapia?

Se recomienda la hidroterapia para personas que sufran de patologías que afecten el correcto funcionamiento del aparato locomotor y para aquellos que estén recuperándose de ciertas lesiones. En este caso, la terapia acuática contribuye a la mejoría en casos de fibromialgia, artritis, esclerosis múltiple o atrofias. Asimismo, es una buena opción para recuperarse de esguinces o de condiciones como la tendinitis leve y moderada.

Además de esto, la hidroterapia es utilizada como ejercicio por quienes no pueden soportar el alto impacto de la actividad física fuera del agua. Por eso, se recomienda a personas mayores o personas de baja movilidad para evitar el debilitamiento de los músculos. En el caso de deportistas, la hidroterapia ayuda con la relajación muscular después de un intenso esfuerzo físico.

Si no se padece de nada, no está de más acudir a algunas sesiones de terapia en el agua, pues esta puede beneficiar a cualquiera. Sin embargo, para las personas con trastornos cardiovasculares, hipertensas o hipotensas, con enfermedades dermatológicas o que sufran de insuficiencia renal, no se les recomienda participar en este tipo de terapia.

¿Cómo complementar la hidroterapia en caso de lesiones o fuertes dolores?

En estos casos específicos es posible (y se recomienda) complementar la terapia acuática con otros métodos que promuevan la pronta recuperación. Por eso, si te preguntas qué puedes hacer, aquí tienes algunas alternativas:

  • Reposo: parece obvio, pero muchas personas se saltan el reposo muscular en el proceso de recuperación. No forzar el área lesionada es una forma efectiva para evitar empeorar el dolor.
  • Uso de productos específicos para el dolor muscular: es importante combinar la terapia con productos contra el dolor durante el proceso recuperativo. Parches como Fisiocrem Parche Active pueden ser de gran ayuda, pues su tecnología de microcorrientes por 24 horas puede aliviar notoriamente las contracturas y los dolores musculares y articulares. Esto es gracias a su tecnología exclusiva compuesta por capas de cobre, zinc, árnica y harpagofito que proporcionan un alivio del dolor en la zona implicada.
  • Fisioterapia: la terapia física y la terapia acuática pueden fácilmente ir de la mano para disminuir el tiempo necesario para sanar una lesión. Los terapeutas trabajarán en conjunto para complementar los ejercicios de rehabilitación dependiendo del caso de cada paciente.

¿Cómo evitar futuras lesiones?

Además de recuperar, la hidroterapia ayuda a prevenir nuevas lesiones, pues le permite al cuerpo construir resistencia y fortalecer los músculos y articulaciones. Adicionalmente, como el agua facilita realizar movimientos que serían casi imposibles de hacer en el suelo, la terapia acuática también ayuda con la elasticidad y con el entrenamiento constante de los músculos.

Por lo tanto, si ya han terminado las sesiones de rehabilitación, no está de más seguir la terapia aunque ya no se sienta dolor alguno. Esto traerá beneficios variados al cuerpo que podrán ayudar en la vida diaria, promoviendo una rutina saludable y un cuerpo alerta, sano y en constante movimiento que se fortalece con cada sesión terapéutica.

¿Dónde comprar?

Compra online
Compra online
Localiza tu farmacia más cercana

Fisiocrem te recomienda

No te pierdas nuestros interesantes artículos relacionados con la actividad física, el deporte y la reparación muscular.

En Fisiocrem,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo .