Trucos y consejos para la prevención de lesiones musculares

Cuáles son los tipos de contusiones musculares más frecuentes

Te contamos qué es una contusión, sus síntomas, cuáles son los tipos de contusiones más frecuentes, cómo evitarlas y consejos para aliviarlos. ¡Infórmate ya!

Contusiones-musculares.jpeg

Las contusiones son lesiones que aparecen por un golpe o caída sobre una superficie dura sin que se lleguen a formar heridas, debido a la elasticidad de la piel. En el día a día, son muy comunes en todo tipo de personas y pueden aparecer tras realizar actividades deportivas o por pequeños accidentes domésticos o laborales.

Los síntomas de una contusión son la aparición de molestias musculares en la zona en la que se ha producido el golpe, así como un hematoma por la rotura de los vasos sanguíneos o una inflamación que variará dependiendo de la gravedad de la caída o del choque.

Generalmente, las contusiones suelen ser leves o de primer grado y se caracterizan por un enrojecimiento en la zona y una leve molestia muscular que desaparece a lo largo de los días. En el caso de los deportistas, también son comunes las contusiones moderadas, las cuales conllevan una inflamación en la zona del cuerpo afectada y la aparición de un hematoma. Este tipo de contusión suele tardar algo más de tiempo en desaparecer, aunque tampoco conlleva mayor complicación.

Contusiones más comunes

Aunque las contusiones pueden darse en cualquier parte del cuerpo, existen zonas que, por su forma o localización, son más propensas a sufrirlas.

Rodillas

Las rodillas son una de las zonas más comunes en las que se sufren contusiones, dado que es una articulación prominente que suele recibir el impacto al caer, ejerciendo de punto de apoyo. Las contusiones en las rodillas son típicas a cualquier edad, ya sea en niños, personas de mediana edad o ancianos. Puesto que en el día a día se utilizan en todo momento para cualquier tipo de movimiento o actividad, las contusiones en las rodillas suelen ser muy molestas y pueden afectar temporalmente a la movilidad de la zona.

Manos

Al igual que las rodillas, las manos tienden a hacer de punto de apoyo en caso de caídas, puesto que es una respuesta innata para proteger la zona del rostro. De esta forma, absorben el impacto chocando contra el suelo o la superficie que sea. Pese a que las contusiones en las manos son molestas por la gran utilidad que tienen para cualquier tipo de actividad, lo cierto es que no suelen causar grandes problemas, dado que la piel que protege la palma de la mano es muy resistente. Este tipo de contusión también se da en personas de cualquier edad y profesión.

Cabeza

A diferencia de las contusiones anteriormente nombradas, las de la cabeza suelen aparecer en mayor medida en niños pequeños. El motivo de esto es que los niños cuentan con menor estabilidad que un adulto. Además, también influye la altura corporal, ya que la cabeza de los niños pequeños está a la misma altura que muchos objetos como el mobiliario del hogar. Pese a que los golpes en la cabeza pueden parecer muy peligrosos, lo cierto es que una contusión leve en esta zona tan solo provocará un chichón que al cabo de los días desaparecerá.

¿Cómo evitar la aparición de contusiones?

En primer lugar, es importante acomodar el ambiente para personas mayores o niños. Se recomienda retirar objetos, como alfombras o sillas, que se encuentren en zonas de paso, para evitar tropiezos y accidentes. En el caso de que haya niños en la casa, se deberán proteger los muebles que queden a su altura para prevenir golpes en la cabeza.

Si se ha sufrido un impacto, se recomienda aplicar frío en la zona afectada para cerrar los vasos sanguíneos y elevarla para que no se acumule la sangre.

En cuanto a los deportistas, quienes son los que padecen mayor riesgo de sufrir contusiones, se aconseja que lleven en todo momento los protectores reglamentarios que resguardan las zonas del cuerpo más propensas de recibir golpes. También deben calentar antes de realizar cualquier práctica deportiva y, aquellos que no sean profesionales, realizar la actividad de forma progresiva para prevenir lesiones.

Consejos para aliviar los síntomas de las contusiones

Como hemos mencionado, tras recibir un golpe, choque o caída leve, se debe aplicar frío en la zona. Es importante que el hielo no se ponga directamente sobre la piel, pues puede provocar una quemadura al contacto. De esta manera, lo aconsejable es envolverlo en un paño y dejarlo sobre la zona. Tras las primeras 24 horas, se deberá poner calor moderado para que el hematoma desaparezca lo antes posible.

Además de lo anterior, es importante permanecer en reposo. Por otro lado, existen productos que están diseñados especialmente para su aplicación tras un golpe. Uno de ellos es Fisiocrem Roll-on Golpix, el cual está hecho a base de ingredientes naturales y produce una sensación de frescor que ayuda a calmar la zona tras un impacto. Este producto puede ser utilizado tanto en niños como en adultos.

¿Dónde comprar?

Compra online
Compra online
Localiza tu farmacia más cercana

Fisiocrem te recomienda

No te pierdas nuestros interesantes artículos relacionados con la actividad física, el deporte y la reparación muscular.

En Fisiocrem,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo .