Trucos y consejos para la prevención de lesiones musculares

Cintas kinesiológicas: qué son, cuándo usarlas y cómo utilizarlas adecuadamente

Las cintas kinesiológicas son unas vendas de algodón que se adhieren a la piel, normalmente a través de un adhesivo acrílico resistente al sudor.

cintas-kinesiologicas.jpeg

¿Conoces la técnica del kinesiotaping? Si eres deportista o aficionado al deporte, seguramente te hayas planteado más de una vez utilizar las cintas kinesiológicas, si es que no lo has hecho ya.

¿Qué son las cintas kinesiológicas?

Las cintas kinesiológicas o vendajes neuromusculares son muy comunes en deportistas y aficionados al deporte. Desde hace unos años, es muy normal ver a atletas y profesionales del deporte llevar estas llamativas vendas.

Las cintas kinesiológicas son unas vendas de algodón que se adhieren a la piel, normalmente a través de un adhesivo acrílico resistente al sudor. Estos vendajes tienen cierto grado de elasticidad y son transpirables, evitando que sean incómodos a la hora de hacer deporte. Su uso viene motivado por alguna lesión o molestia en alguna zona del cuerpo. Dicha lesión puede ser a nivel muscular o articular y puede ir acompañada de cierta inflamación.

De acuerdo a la experiencia de las personas que utilizan esta técnica, el uso de cintas kinesiológicas incluye diferentes beneficios:

  • Disminuye las molestias en la zona
  • Mejora la circulación sanguínea
  • Ayuda a combatir la inflamación
  • Contribuye a aumentar o disminuir el tono muscular.

Sin embargo, hay una gran controversia alrededor del universo del kinesiotaping. Son muchos los profesionales sanitarios que inciden en la falta de evidencia científica sobre los beneficios de los vendajes neuromusculares.

Lo cierto es que existen diversos estudios que avalan el uso de las cintas kinesiológicas en la reducción del de molestias musculares y en la mejora de la actividad muscular, como Effects of Kinesio Taping versus McConnell Taping for Patellofemoral Pain Syndrome: A Systematic Review and Meta-Analysis (Wen-Dien Chang y col. 2015).

Sin embargo, ciertos profesionales del sector insisten en la falta de rigor científico por parte de este y otros artículos (Jorge Rodríguez, 2015). Por ello, existe una gran polémica acerca de las cintas kinesiológicas, la cual divide a los expertos en defensores y contrarios de esta técnica.

¿Cómo se debe poner el vendaje neuromuscular?

Las cintas kinesiológicas se pueden poner de diferentes formas, siendo las básicas el vendaje “I”, el vendaje “Y” y el vendaje “X”. El primero de ellos utiliza una única venda y es adecuado para zonas pequeñas. En cuanto a los otros dos tipos, se utilizan para músculos de mayor tamaño y longitud.

Dependiendo de los objetivos que se quieran conseguir al poner la cinta kinesiológica, se procederá al kinesiotaping con estiramiento o sin él. Cuando se recurre al estiramiento, normalmente se debe a un intento de corrección mecánica del músculo. En cambio, cuando se busca mejorar la circulación sanguínea y linfática, se suele hacer sin estiramiento.

Sea como sea, debe ser un profesional el que proceda a la colocación de las cintas, siendo únicamente un experto la persona capaz de saber en qué momento poner las cintas y cómo hacerlo.

Consejos para realizar correctamente el kinesiotaping

Si vas a acudir a este método fisioterapéutico para tratar alguna molestia o para mejorar tu rendimiento a la hora de hacer deporte, toma nota de estos consejos.

  1. Antes de pegar la cinta a la piel, frota con tus manos los papeles que hay en los extremos de las cintas para que se active el adhesivo y que no se despeguen con facilidad. Al hacer esto, evita ejercer presión en los propios extremos, ya que puedes conseguir el efecto contrario y que el vendaje se despegue al poco tiempo.
  2. Al colocar la cinta, asegúrate hacerlo bien a la primera, ya que no podrás despegarla y pegarla nuevamente, puesto que no realizará bien su función. Por ello, asegúrate de hacerlo bajo la supervisión de un profesional que te guíe, a menos que ya cuentes con conocimientos previos.
  3. A la hora de ducharte, secarte y vestirte, procura minimizar el contacto con el vendaje intentando no frotarlo en la medida de lo posible. De esta manera, evitarás que el adhesivo deje de realizar correctamente su función antes de tiempo.

En el caso de no querer recurrir constantemente al uso de cintas kinesiológicas para evitar alguna molestia, existen productos que ayudan a la preparación muscular de una forma más sencilla, como Fisiocrem Gel Active, una crema que ayuda a disminuir el riesgo de lesiones gracias a su fórmula rica en ingredientes naturales. Con la ayuda de la caléndula, el árnica, el hipérico y la melaleuca, esta crema contribuye a relajar los músculos y reducir la fatiga muscular.

¿Dónde comprar?

Compra online
Compra online
Localiza tu farmacia más cercana

Fisiocrem te recomienda

No te pierdas nuestros interesantes artículos relacionados con la actividad física, el deporte y la reparación muscular.

En Fisiocrem,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo .