Cómo prevenir las lesiones musculares en piernas y pies

Qué es la Periostitis tibial

Cuando una persona sufre periostitis tibial siente grandes molestias en la zona de la espinilla o a lo largo del borde interno de la tibia.

periostitis-tibial.jpeg

La periostitis tibial es una dolencia que se siente en la zona de la tibia, que es el hueso de la espinilla, concretamente en su parte interna. Normalmente aparece cuando se desarrollan movimientos de alto impacto, como puede ser correr de manera intensa. Realmente se trata de un problema que no suele ser duradero y mejora con el reposo. Sin embargo, siempre es importante tener en cuenta qué otros factores afectan en estos casos para sentirse en perfectas condiciones lo antes posible.

Causas de la periostitis tibial

Cuando una persona sufre periostitis tibial siente grandes molestias en la zona de la espinilla o a lo largo del borde interno de la tibia. Normalmente este dolor tiene lugar mientras se está practicando deporte, aunque una vez finalice la actividad, la sensación puede perdurar en el tiempo. La periostitis tibial aparece debido a la hinchazón y a la irritación de los tendones, los músculos y los huesos que se sitúan en la parte inferior de la pierna. Se trata de una lesión que aparece por sobrecarga y sucede cuando alguien tiene que realizar un mismo movimiento de manera repetida. Ahora, también puede aparecer porque una persona cambia su rutina sin haber preparado al cuerpo antes del entrenamiento, aumentando la intensidad general, modificando la superficie sobre la que se corre o queriendo hacer con una mayor rapidez los ejercicios.

H2: ¿Quién puede desarrollar una periostitis tibial?

La incidencia de la periostitis tibial afecta principalmente a las personas que realizan deportes de alto impacto o que tienen que parar para volver a reiniciar la actividad de una manera constante. Sucede con ejercicios como saltar, correr, jugar al fútbol, al baloncesto o bailar. Por otro lado, hay personas que tienen más tendencia a sufrir periostitis tibial, entre las que se encuentran las siguientes:

  • Tener los pies planos
  • Realizar ejercicio físico sin el calzado adecuado, como puede ser uno que esté muy desgastado, con poco almohadillado o poco arco.
  • Tener un peso mayor al recomendado por los médicos.
  • Contar con una flexibilidad, tanto en los tobillos como en la cadera, muy reducidos.
  • Correr de manera incorrecta, apoyar el talón con demasiada fuerza o dar zancadas muy largas también puede provocar que aparezca la periostitis tibial.

A la hora de seguir haciendo deporte o no cuando se sufre periostitis tibial, hay que tener en cuenta que es posible hacerlo siempre y cuando este no provoque ningún tipo de dolor. Ahora, en caso contrario, es necesario evitar ese tipo de actividades de inmediato. Una buena opción en estos casos es ir retomando la actividad física de manera pausada hasta que el usuario sienta durante dos semanas que las molestias han desaparecido. Si los síntomas son más graves siendo el dolor más agudo, lo normal es que haya que optar por un mes de reposo hasta poder volver a practicar deporte.

¿Cómo se diagnostica la periostitis tibial?

Por norma general, no es necesario tener que hacer ningún tipo de prueba médica para diagnosticar una periostitis tibial. Basta con tener en cuenta los síntomas para saber realmente que esto es lo que se está padeciendo, sobre todo si se presta especial atención a la parte inferior de la pierna.

Cuando una persona sufre este problema, tiene que saber que existen diversos métodos para poder evitar esta desagradable sensación una vez se haya recuperado. Esto sucede sobre todo en niños y adolescentes que han sufrido molestias de estas características y quieren eliminarlas para siempre. Entre los consejos más destacados se encuentran los siguientes:

  • Eliminar del armario cualquier calzado que no esté en buenas condiciones.
  • Utilizar un calzado deportivo que tenga la capacidad de absorber los impactos y que proteja el arco del pie en todo momento.
  • La rutina del ejercicio físico debe aumentarse siempre de manera progresiva.
  • Contar con un buen entrenador a la hora de elaborar una rutina es aconsejable porque sabrás en todo momento si tu entrenamiento se adapta perfectamente a ti o no.
  • Siempre es recomendable optar por un entrenamiento variado en el que se lleven a cabo diversos ejercicios en distintos días a lo largo de la semana.

Afrontar el dolor

Como ya se ha analizado en párrafos anteriores, aliviar el dolor de la periostitis tibial puede conseguirse a partir del reposo. Sin embargo, existen ciertos productos que permiten acelerar este proceso con el fin de que una persona pueda volver a su rutina cuanto antes. Uno de los más destacados que existen en el mercado a día de hoy es Fisiocrem Spray Active Ice. Este spray de fácil aplicación compuesto por ingredientes naturales como la caléndula y el hipérico es una solución ideal si se busca acabar con las sensaciones tan negativas que provocan pequeñas dolencias. Todo esto lo consigue a partir de un efecto frío inmediato.

En caso de un dolor muscular más intenso, el producto sanitario Fisiocrem Parche Active es una solución muy efectiva. Con su exclusiva tecnología de microcorrientes y compuesto por cobre y zinc, actúa aliviando dolores musculares y articulares durante al menos 24 horas. De este modo, cualquier persona que lo utilice podrá conseguir que desaparezcan con mayor facilidad los síntomas de la periostitis tibial. Así, volver a la rutina será mucho más fácil.

¿Dónde comprar?

Compra online
Compra online
Localiza tu farmacia más cercana

Fisiocrem te recomienda

No te pierdas nuestros interesantes artículos relacionados con la actividad física, el deporte y la reparación muscular.

En Fisiocrem,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo .