Previene las lesiones musculares de cuello, espalda y tórax con nuestros consejos

Qué es la rigidez muscular y cómo aliviar sus síntomas

El principal problema de la rigidez muscular es que la persona que la padece no podrá realizar con naturalidad los movimientos habituales del día a día.

rigidez-muscular.jpeg

Músculos rígidos o tensos, contracciones musculares, dolor y tensión en las articulaciones o alrededor de ellas. Son solo algunos de los síntomas de la espasticidad, conocida popularmente como rigidez muscular. Un trastorno que se produce por la pérdida del equilibrio entre la contracción y la relajación de los músculos.

El principal problema de la rigidez muscular es que la persona que la padece no podrá realizar con naturalidad los movimientos habituales del día a día. El dolor o la incomodidad de tener los músculos rígidos se da, especialmente, al caminar o al sentarse. No obstante, incluso en cualquier posición de reposo se puede notar la sensación que produce este trastorno.

Causas de la rigidez muscular

La esclerosis múltiple es una de las principales causas de aparición de la rigidez muscular. Siempre que se produzca un daño en las células nerviosas de la médula espinal o el cerebro el paciente puede sufrir este problema.

No obstante, también hay casos más leves en los que la persona puede sufrir este trastorno. Lo más habitual es que se produzca a raíz de un desgarro en las fibras musculares durante un entrenamiento o algún ejercicio de intensidad.

Síntomas de la rigidez muscular

Tal y como comentábamos al principio, la tensión muscular, las contracciones y el dolor en las articulaciones son algunos de los síntomas de la rigidez muscular. También se produce un cansancio o una fatiga muscular, que puede estar acompañada de contracturas y espasmos involuntarios.

Todos estos síntomas van a hacer que la persona vea muy disminuidas sus actividades durante el día. La molestias de la rigidez muscular puede llegar al punto de presentar dificultades para que el paciente pueda dormir por las noches.

Se estima que la mayoría de españoles sufren de forma regular molestias musculares que, en muchos casos, proceden del cansancio por la rutina diaria, pero también de otros factores como las malas posturas, las alteraciones en el estado de ánimo, el estrés o la ansiedad y, por supuesto, la rigidez muscular.

Cómo prevenir y aliviar los síntomas de la rigidez muscular

Una mala alimentación, la vida sedentaria y otros factores pueden ser los causantes de diversos problemas musculares. A su vez, el paso del tiempo provoca que se vaya perdiendo masa muscular. De ahí que se requieran de una serie de ejercicios y hábitos saludables para mantener un buen tono muscular.

En los casos de rigidez muscular, cualquier paciente puede realizar ejercicios específicos o utilizar complementos alimenticios especialmente pensados para aliviar los síntomas.

Ejercicios físicos y estimulación eléctrica

Hay ciertos ejercicios físicos que son muy prácticos y útiles para aliviar los síntomas de la rigidez muscular. Cuanto más se practiquen y más repeticiones se hagan de los mismos, más efectivos serán para el bienestar muscular del paciente.

Los ejercicios de rango de movimiento, por ejemplo, se hallan entre los más habituales en estos casos. Los estiramientos de muñeca o las extensiones de rodillas son los primeros ejercicios que se suelen realizar en pacientes con síntomas leves de espasticidad. Unos ejercicios que pueden venir acompañados de estimulación eléctrica en los músculos afectados. Una estimulación que, además de actuar en el músculo, despiertan al cerebro para que su comunicación con las zonas afectadas sea más fluida.

Si el grado de rigidez muscular es muy alto, lo mejor será acudir al ejercicio pasivo. Este tipo de ejercicio es el que se hace con ayuda de otras personas (un especialista) o mediante el uso de aparatos adecuados. De esta manera, se consigue mantener flexibles los músculos y las articulaciones de la persona.

Productos específicos

Existen en el mercado una serie de productos específicos que pueden ayudar a disminuir los síntomas de la rigidez muscular. Uno de los más efectivos es Fisiocrem Gel Active. Esta crema está especialmente indicada para la preparación muscular. Una aplicación mediante un suave masaje sobre la zona afectada prepara a los músculos y ligamentos para el ejercicio físico.

Fisiocrem Gel Active está formulado con ingredientes naturales que actúan sobre la zona afectada. La sensación que se produce es de relajación, evitando que se puedan volver a sufrir lesiones. Es perfecto, por tanto, para todas aquellas personas que hagan deporte de forma habitual o para quienes sufran de cansancio o molestias musculares.

La rigidez muscular o espasticidad es, en definitiva, un trastorno que se relaciona en la mayoría de los casos con un problema neurológico. La práctica de ejercicios activos y pasivos y el uso de productos como Fisiocrem Gel Active pueden contribuir a aliviar los síntomas y prevenir este problema tan frecuente en muchas personas.

¿Dónde comprar?

Compra online
Compra online
Localiza tu farmacia más cercana

Fisiocrem te recomienda

No te pierdas nuestros interesantes artículos relacionados con la actividad física, el deporte y la reparación muscular.

En Fisiocrem,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo.