Trucos y consejos para la prevención de lesiones musculares

Dolor muscular por consumo de azúcar y cómo aliviarlo

El azúcar es necesario para que las células del organismo funcionen correctamente. No obstante, el uso de los azúcares para endulzar los alimentos, conservarlos, mejorar el sabor o darle cuerpo a las bebidas, ha provocado un exceso de su consumo que tiene efectos perjudiciales sobre nuestra salud.

dolor-muscular-azucar.jpeg

El azúcar es la forma más común de denominar a diferentes compuestos que se encuentran en los alimentos, como la glucosa, la fructosa o la lactosa. Estos tipos de azúcar se encuentran en alimentos como la fruta o los lácteos de manera natural.

Dentro de estos tipos de azúcar está la sacarosa, un edulcorante natural reconocido por el nombre de azúcar blanco común. La sacarosa se extrae de la remolacha azucarera y de la caña de azúcar y tiene un gran aporte energético para el organismo.

El azúcar en los alimentos

El azúcar es necesario para que las células del organismo funcionen correctamente. No obstante, el uso de los azúcares para endulzar los alimentos, conservarlos, mejorar el sabor o darle cuerpo a las bebidas, ha provocado un exceso de su consumo que tiene efectos perjudiciales sobre nuestra salud.

Productos como los refrescos contienen una media de 6 cucharaditas de azúcar y en el caso de las barras de chocolate, este producto puede llegar a contener hasta 100 gramos de azúcar. Dicha cifra hace que se supere con creces la cantidad de azúcar recomendada por la Organización Mundial de la Salud, la cual es de 25 g de azúcar libre al día. Eso sin contar que el resto de alimentos que se consumen a diario, como la fruta, también suman su azúcar.

El riesgo no se encuentra solamente en los alimentos mencionados. No contienen azúcar exclusivamente los alimentos que entran dentro del apartado de bollería o refrescos, sino también salsas elaboradas como el tomate frito de supermercado, las galletitas saladas, los zumos que no son naturales, la pizzas congeladas o incluso el vinagre de Módena.

Este azúcar, que se añade a los alimentos para mejorar su sabor, no aporta nutrientes al organismo y se describe como calorías vacías.

El azúcar y la obesidad

Aunque no se pueda decir que el azúcar por sí solo provoque obesidad, puesto que es un trastorno multifactorial, lo cierto es que este componente está relacionado con dicha enfermedad.

Principalmente, porque aporta un gran incremento calórico. Además, uno de los grandes peligros del azúcar es que no genera sensación de saciedad, sino todo lo contrario, estimula el apetito. Al tratarse de un hidrato de carbono de fácil absorción que hace que los niveles de glucemia disminuyan. Al consumirla, la persona sigue teniendo hambre, lo que hace que sobrepase con creces la ingesta calórica diaria recomendada.

La obesidad es actualmente un problema plenamente extendido a nivel mundial. En el caso de España, en el 2020, la Encuesta Europea de Salud reveló que un 16,5 % de hombres y un 15,5 % de mujeres padecen obesidad en nuestro país. La obesidad, además de ser un problema estético, aumenta el riesgo de enfermedades y está relacionada con patologías cardíacas, problemas de presión arterial o algunos tipos de cáncer.

Efectos perjudiciales del azúcar

Como hemos comentado, las células de nuestro cuerpo necesitan azúcar para poder sobrevivir. El problema no está en el azúcar en sí, sino en su consumo excesivo. Más allá de los problemas cardiovasculares, dentales u oncológicos, los cuales son más que conocidos, un elevado nivel de azúcar en sangre puede provocar otros efectos perjudiciales en el organismo.

No sacia el hambre

En primer lugar, una gran ingesta de azúcar hace que el páncreas trabaje de manera excesiva, generando grandes cantidades de la hormona insulina. Esta gran cantidad de insulina provoca que la hormona de la leptina, encargada de estimular la saciedad, no funcione correctamente. Las personas que ingieren demasiado azúcar suelen tener ganas de comer constantemente. Es por esto por lo que se relaciona el consumo de azúcar con la obesidad.

Genera adicción

El consumo de azúcar genera una liberación de dopamina y opioides en el cerebro, unas sustancias conocidas por activarse en situaciones agradables. Se puede decir que la dopamina genera placer en el cerebro, lo que hace que este busque aquella situación o actividad que le produce dicha satisfacción. Por esta razón, el azúcar es una sustancia adictiva.

Envejecimiento prematuro

La combinación de azúcar en sangre con las proteínas genera unos compuestos denominados productos finales de glicación, los cuales provocan la muerte celular, causando un envejecimiento prematuro en la piel.

De esta forma, el azúcar acelera este proceso, provocando una aparición temprana de las arrugas y afectando la calidad del colágeno, proteína esencial para lucir una piel sana y joven. Además del envejecimiento, el azúcar también puede provocar otros problemas en la piel, como por ejemplo el acné.

Problemas de salud mental

Según un estudio realizado por científicos de Reino Unido, las personas que sufren trastornos del estado de ánimo se alimentan a base de dietas ricas en grasas y azúcares. Por otro lado, se ha demostrado que el azúcar desactiva el conjunto de proteínas denominado BDNF o factor neurotrófico derivado del cerebro. Estas proteínas actúan como neurotransmisores y son muy importantes para un funcionamiento cerebral óptimo.

La relación que tienen las BDNF con la salud mental es que estas proteínas se encuentran en niveles muy bajos en personas con depresión.

Además, investigadores de la Universidad de Washington demostraron en un estudio que un elevado nivel de azúcar en sangre aumenta el riesgo de sufrir demencia.

Dolores musculares

Por último, un elevado consumo de azúcar también puede desembocar en el aumento de los dolores musculares. En primer lugar, porque se asocia con el sobrepeso, el cual afecta a las articulaciones por aguantar más peso del que deberían. Por si fuera poco, el azúcar hace que en la sangre abunden ciertas sustancias que afectan directamente a los músculos, provocando molestias en los puntos gatillo, unos nódulos que se puede palpar en la piel y que se ubica en el músculo.

Para lograr que estas molestias desaparezcan, se tendrá que llevar a cabo una dieta equilibrada y rica en nutrientes además de realizar actividad física diaria. Esta rutina puede complementarse con el uso de Fisiocrem Spray Active Ice, una solución efectiva indicada para aliviar el dolor proporcionando frío inmediato.

¿Dónde comprar?

Compra online
Compra online
Localiza tu farmacia más cercana

Fisiocrem te recomienda

No te pierdas nuestros interesantes artículos relacionados con la actividad física, el deporte y la reparación muscular.

En Fisiocrem,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo .