gtm pixel

Trucos y consejos para la prevención de lesiones musculares

Capacidad física: ¿cómo mejorarla y evitar lesiones musculares?

Cada vez son más las personas que buscan una vida saludable y activa. Sin embargo, para conseguir unas mejores capacidades físicas, resulta fundamental incorporar en la rutina cotidiana actividades que fortalezcan el sistema cardiovascular y aumenten la resistencia muscular.

capacidad fisica como mejorarla

Cada vez son más las personas que buscan una vida saludable y activa. Sin embargo, para conseguir unas mejores capacidades físicas, resulta fundamental incorporar en la rutina cotidiana actividades que fortalezcan el sistema cardiovascular y aumenten la resistencia muscular. A continuación, te enseñamos una serie de ejercicios que mejorarán tu capacidad física.

¿Qué son las capacidades físicas y cómo se clasifican?

Las capacidades físicas del ser humano engloban un conjunto de componentes que juegan un papel importante al desplegar nuestras habilidades motrices. Son las condiciones internas inherentes a cada organismo que influyen en la ejecución de actividades físicas. Con entrenamiento y preparación pueden ser perfeccionadas.

Estas capacidades comprenden aspectos tales como la flexibilidad, la fuerza, la resistencia, la velocidad, el equilibrio y la sincronización, entre otros.

A pesar de que la base de las capacidades físicas de una persona se encuentra en su genética, gran parte de su desempeño está vinculado a la práctica y al estado físico.

Las capacidades físicas se subdividen en dos categorías:

  • Capacidades físicas coordinativas. Están arraigadas en el control del sistema nervioso central sobre los músculos, con una ejecución consciente. Además, mejoran a través de la práctica. Ejemplos de estas capacidades son el equilibrio, la coordinación, el ritmo, la orientación, la reacción y la adaptación porque dependen de la percepción y el análisis del movimiento.
  • Capacidades físicas condicionales. Estas se sustentan en la eficiencia energética del metabolismo. Por lo tanto, implica la capacidad del cuerpo para mantener el esfuerzo en relación con la energía disponible. Estas capacidades no involucran acciones conscientes, sino habilidades pasivas. Algunos de los ejemplos de estas capacidades son la fuerza, la resistencia, la flexibilidad, la velocidad y la destreza.

Mejorar la capacidad física puede ser sencillo con ejercicios como caminar rápido, ciclismo y saltar a la cuerda. Todos ellos son respetuosos con el medio ambiente y te permiten prevenir la atrofia muscular causada por el sedentarismo.

Otro ejercicio que puedes añadir a tu rutina son las sentadillas. Destacan por su sencillez y versatilidad. Al fin y al cabo, las puedes hacer desde cualquier sitio y sin necesidad de un equipamiento específico.

¿Cuáles son las 4 capacidades físicas básicas?

Ahora que hemos diferenciado entre las capacidades condicionales y coordinativas, es importante conocer las cuatro capacidades físicas básicas. Las siguientes cualidades se desarrollan mediante esfuerzos voluntarios y conscientes. A continuación, te enseñamos las particularidades de cada una:

  1. Velocidad. Se refiere a la rapidez en la ejecución de los movimientos. Incluye la velocidad de traslación (desplazarse rápidamente de un punto a otro), velocidad de reacción (responder velozmente a estímulos específicos) y resistencia de la velocidad (realizar acciones motrices a alta velocidad durante un tiempo prolongado).
  2. Fuerza. Implica la capacidad física de superar resistencias externas al tensar los músculos. Incluye la fuerza-resistencia (efectuar ejercicios de fuerza sostenida), fuerza máxima (enfrentar grandes resistencias) y fuerza rápida (superar resistencias en un tiempo breve).
  3. Resistencia. Permite llevar a cabo ejercicios durante un período prolongado. Hay dos tipos: resistencia aeróbica (actividades de intensidad moderada que mantienen al cuerpo oxigenado) y resistencia anaeróbica (actividades intensas en cortos lapsos).
  4. Flexibilidad. Consiste en hacer movimientos articulares amplios sin un gasto excesivo de energía. La flexibilidad dinámica involucra movimientos significativos. En cambio, la flexibilidad estática implica mantener una posición de estiramiento sin movimiento.

Estas capacidades físicas son fundamentales para el rendimiento y la preparación física. Simplemente, necesitas un entrenamiento adecuado y practicar. Uno de los ejercicios más recomendados para fortalecer todos estos factores es la natación. Quema calorías y activa numerosos grupos musculares. Recuerda que es recomendable nadar a intervalos de unos 100 metros, alternándolos con periodos breves de descanso.

Cómo prevenir lesiones musculares: Fisiocrem Gel Active

Fisiocrem Gel Active es la solución para evitar las molestias en los músculos y las articulaciones. Además, está formulada de manera natural con árnica, caléndula, hipérico y melaleuca. Desde el primer uso, sentirás sus beneficios, preparando tus tejidos musculares y ligamentos para cualquier desafío.

El objetivo es ayudar a evitar lesiones, por lo que es ideal para atletas y para aquellas personas que buscan bienestar en su vida cotidiana. Para aplicarlo correctamente solo tienes que efectuar un masaje suave sobre la zona deseada. No deja manchas en la ropa y es adecuada para todo tipo de pieles.

En conclusión, mejorar la capacidad física es esencial para una vida saludable y activa. Tanto la condicional como la coordinativa se pueden desarrollar con entrenamiento. Para potenciar la calidad de tus entrenamientos y tu tranquilidad, Fisiocrem Gel Active te permite aliviar tus músculos y articulaciones.

¿Dónde comprar?

Compra online Compra online
Localiza tu farmacia más cercana

Fisiocrem te recomienda

No te pierdas nuestros interesantes artículos relacionados con la actividad física, el deporte y la reparación muscular.

En Fisiocrem,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Rechazar” para deshabilitar las cookies o en “Configurar cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar”, aceptará su uso.