Previene las lesiones musculares de cuello, espalda y tórax con nuestros consejos

Todo lo que necesitas para evitar el dolor cervical en la oficina

Cuando se trabaja en una oficina, es bastante común que aparezca el dolor cervical debido a la cantidad de horas que se pasan delante de un ordenador.

dolor-cervical-oficina.jpeg

Cuando se trabaja en una oficina, es bastante común que aparezca el dolor cervical debido a la cantidad de horas que se pasan delante de un ordenador. También las malas posturas que se mantienen durante mucho tiempo al sentarse de manera incorrecta, materiales de oficina de poca calidad y que no está adaptada al puesto de trabajo o el mínimo movimiento que se hace con el cuello provocan lesiones que afectan a diversas zonas del cuerpo.

Las incidencias musculares en la oficina

Es muy común sufrir dolor cervical en el trabajo. El cuerpo no está acostumbrado a mantener la misma postura durante horas frente a una pantalla del ordenador. De este modo, se crea un desequilibrio que provoca en el organismo malestar. Por ejemplo, cuando una persona dobla el cuello, los músculos que tiene en esta zona se contraen con el fin de que la carga que siente en la cabeza se estabilice.

Sin embargo, si una posición se mantiene durante mucho tiempo, el dolor muscular y articular aparece. Si esto, además, se hace de manera habitual, los ligamentos y los tendones tienen que hacer un esfuerzo mayor para mantener el cuerpo en su lugar. Por ello, sufren mayor estrés y llegan a inflamarse.

Lesiones más comunes en trabajos de oficina

Son muchas las lesiones que sufren aquellas personas que trabajan durante horas frente a un ordenador. Las más destacadas son las siguientes:

  • Dolor cervical: en el dolor cervical se producen por anomalías en los ligamentos, en las partes blandas, en los músculos, en los nervios, en los discos, en las vértebras y en las articulaciones. Esto se debe a un deterioro progresivo o a traumatismos. La mala postura suele ser la principal causa de este problema.
  • Dolor lumbar crónico: cuando una persona se sienta de forma incorrecta durante horas, los músculos se tensan, de este modo, se produce el dolor. Cuanto más dure la postura, mayores serán las consecuencias de este problema que ha sido experimentado por más del ochenta por ciento de la población.
  • Síndrome del túnel carpiano: con las muñecas se puede mover el ratón, escribir o levantar objetos, entre otros muchos movimientos. Cuando esta zona se utiliza de manera excesiva, aparece el síndrome del túnel carpiano. La persona que lo padece siente debilidad en la mano, al igual que pinchazos, ardor o entumecimiento. Todo ello debido a la presión repetida que se produce sobre el nervio mediano.
  • Fatiga visual: más del 60% de las personas que trabajan en una oficina sufren fatiga visual. Los síntomas van desde la picazón de los ojos hasta el dolor, pasando también por los párpados pesados.

Consejos para evitar lesiones y el dolor cervical en el trabajo de oficina

En una oficina pueden tener lugar las lesiones descritas en el apartado anterior. Sin embargo, desde que el teletrabajo llegó para quedarse, estos problemas han aumentado debido a que no se cuenta en casa con aquellos elementos o materiales que se recomiendan a aquellas personas que se mantienen durante horas delante de un ordenador. Por ello, para evitar el dolor cervical y otras lesiones, es importante seguir ciertos consejos con el fin de que el problema no llegue demasiado lejos o, directamente, pueda prevenirse:

  • Ajustar la silla: para evitar el dolor de espalda, la silla debe tener apoyabrazos y un buen respaldo. Tanto las rodillas como las caderas deben estar al mismo nivel. Las primeras deberán estar dobladas en un ángulo de noventa grados. Se recomienda utilizar un reposapiés para alcanzar de forma cómoda este ángulo. Asimismo, los hombros no deben encorvarse.
  • Ajustar la pantalla del ordenador: la distancia entre la vista y la pantalla del ordenador para mantener una buena postura tiene que ser la de un brazo. Asimismo, la parte superior de la pantalla debe estar a la altura de los ojos. Además, si se usan dos pantallas, la principal debe ser la más grande. Si se utiliza un portátil, un elevador es esencial para apoyar el ordenador. Con el fin de que no se fuercen las muñecas, los hombros y los brazos, si se trabaja con un portátil es adecuado adquirir un ratón y un teclado inalámbricos.
  • Alfombrilla de ratón con soporte de muñeca: este tipo de elementos permiten al cuerpo trabajar con menos tensión, corrigiendo las malas posturas y evitando, así, las futuras consecuencias.

Otros remedios para aliviar el dolor cervical

Por otro lado, a veces no siempre se puede adquirir este material, por lo que el dolor y las lesiones cervicales se acaban produciendo, y es necesario combatirlo con el fin de no sentir molestias. Uno de los productos recomendados en este aspecto es Fisiocrem Parche Active. Es ideal para tratar el dolor articular y muscular. Presume de una tecnología que funciona mediante microcorrientes. Estas alivian los dolores de diversa naturaleza que se producen en las articulaciones y en los músculos, como pueden ser las contracturas.

El parche libera las microcorrientes nada más adherirse a la piel y ponerse en contacto con las sales minerales que posee esta última de forma natural. De este modo se produce el alivio en la zona del dolor. Los parches se adaptan perfectamente a cualquier zona del cuerpo, pudiendo, incluso, recortarse.

¿Dónde comprar?

Compra online
Compra online
Localiza tu farmacia más cercana

Fisiocrem te recomienda

No te pierdas nuestros interesantes artículos relacionados con la actividad física, el deporte y la reparación muscular.

En Fisiocrem,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo.