Causas y cuidados para tratar las lesiones musculares en cuello, espalda y tórax

Cómo lidiar con los síntomas del desgarro muscular de espalda

El desgarro muscular sucede cuando un músculo en concreto ha sido sometido a un estiramiento repentino con o sin contracción muscular.

desgarro-muscular-espalda.jpeg

Con el ritmo de vida actual, algunas partes del cuerpo somatizan más que otras el paso de los años. La acumulación de contracturas y nudos musculares acaban provocando un desgarro muscular de espalda. Este tipo de dolencia suele generar molestias que pueden llegar a ser crónicas si no se solucionan lo antes posible. Las principales causas del desgarro muscular de espalda suelen tener origen en malas posturas, estrés o lesiones deportivas. Incluso unos hábitos de vida sedentarios pueden ser el motivo por una falta de entrenamiento muscular. Por ello, es recomendable realizar algunos ejercicios para aliviar el desgarro muscular la espalda.

¿Qué es el desgarro muscular de espalda?

El desgarro muscular sucede cuando un músculo en concreto ha sido sometido a un estiramiento repentino con o sin contracción muscular. Es más frecuente que ocurra en los músculos de la espalda, cadera o rodilla con unión semitendinosa y fibras de naturaleza anaeróbica. La incidencia del desgarro muscular de espalda es más alta en deportistas de alto rendimiento, ya que al hacer ejercicios más intensos los músculos son sometidos a más tensión de la que pueden soportar.

El desgarro muscular de espalda sucede durante la realización del ejercicio físico, por el hecho de que el organismo no metaboliza bien los compuestos que facilitan el movimiento de los músculos. A través del sistema circulatorio se van eliminando estas sustancias que se van acumulando hasta provocar las rupturas de las fibras musculares. Así, es recomendable relajar el cuerpo y concretamente la espalda para evitar más roturas de fibras.

Cuando se producen este tipo de lesiones musculares es recomendable conocer los síntomas. Algunas las molestias del desgarro de espalda son:

  • Molestia intensa e hinchazón de la zona afectada.
  • Hematoma por la ruptura de las fibras musculares.
  • Debilidad muscular.
  • Falta de flexibilidad.

Por estos motivos, es recomendable realizar ejercicios y estiramientos para prevenir el desgarro muscular de espalda.

Causas del desgarro muscular de espalda

Algunas actividades y deportes son más intensos que otros, por lo que algunas lesiones son más propensas en cierto tipo de prácticas deportivas. El desgarro muscular de espalda es una de las molestias más frecuentes en deportes con alta carga en los músculos, mayor presión en los ligamentos y con constantes ejercicios de flexibilidad. Para evitar lesiones en la columna vertebral y en sus músculos es recomendable hacer ejercicios de calentamiento antes de comenzar con la práctica deportiva. Las actividades deportivas más asociadas con el desgarro muscular de espalda son:

  • Halterofilia: la zona lumbar lleva toda la carga de levantar pesos constantemente y por este motivo es más probable que se produzca una rotura de fibras musculares.
  • Deportes náuticos: la práctica de vela o remo aumenta las probabilidades de roturas y distensiones en los músculos de la espalda. Una de las patologías que puede provocar es la lordosis, es decir, la columna tiene un exceso de curvatura en la zona lumbar.
  • Balonmano: los saltos y movimientos tan rápidos exigen mucha fuerza y una mayor flexibilidad de los músculos. A lo largo de un partido, este tipo de estiramientos pueden provocar molestias en brazos y espalda.
  • Golf: aunque nos parezca un deporte muy tranquilo, los giros de cadera que se realizan en cada lanzamiento pueden ocasionar lesiones musculares en la espalda y en la cadera.

Para practicar algunos deportes de forma correcta y sin acabar con algún tipo de lesión, es aconsejable hacer ejercicios de calentamiento en las zonas más propensas y en el resto del cuerpo.

Ejercicios para aliviar el desgarro muscular de espalda

Cuando se produce un desgarro muscular de espalda, lo más recomendable es parar la actividad que se estaba realizando en el momento de la lesión. Lo más aconsejable para prevenir estas situaciones es mediante técnicas de ejercicios de estiramiento para mejorar la contracción muscular y la circulación. Los ejercicios más beneficiosos para aliviar el desgarro muscular son:

  • Movilizar el omóplato: manteniendo la espalda erguida y ambos pies separados a la altura de la cadera. Después puedes flexionar los codos y hombros en intervalos de cinco minutos.
  • Estiramiento de espalda: con las piernas separadas a la altura de los hombros y levantando un balón medicinal de poco peso con ambas manos, seguido de una flexión de rodillas.
  • Tumbado hacia arriba: flexionando las piernas hasta llegar al pecho, ayuda a estirar la zona lumbar.

Además de realizar todos estos ejercicios, puedes aplicar en la zona del desgarro de espalda Fisiocrem Parche Active, una solución efectiva indicada para el tratamiento del dolor muscular y articular. Su exclusiva tecnología de microcorrientes actúa aliviando dolores musculares, articulares y contracturas de diversa naturaleza.

En resumen, algunas prácticas deportivas o hábitos posturales perjudiciales pueden acabar provocando un desgarro muscular de espalda. Algunos ejercicios pueden prevenir la aparición de roturas de fibras, ligamentos o esguinces de espalda, por lo que es recomendable una serie de ejercicios para evitar lesiones de espalda y un tratamiento para el dolor muscular.

¿Dónde comprar?

Compra online
Compra online
Localiza tu farmacia más cercana

Fisiocrem te recomienda

No te pierdas nuestros interesantes artículos relacionados con la actividad física, el deporte y la reparación muscular.

En Fisiocrem,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo .