Causas y cuidados para tratar las lesiones musculares en cuello, espalda y tórax

Qué es la coccigodinia

Es muy frecuente sentir dolor en la espalda a causa de diferentes desencadenantes, como una caída o una mala postura mantenida en el tiempo. Entre estas molestias se encuentra la coccigodinia, que hace referencia al dolor que aparece en el coxis, que se encuentra en la parte baja de la columna vertebral.

coccigodinia.jpeg

Es muy frecuente sentir dolor en la espalda a causa de diferentes desencadenantes, como una caída o una mala postura mantenida en el tiempo. Entre estas molestias se encuentra la coccigodinia, que hace referencia al dolor que aparece en el coxis, que se encuentra en la parte baja de la columna vertebral. A esta zona también se la conoce como rabadilla y está compuesta por entre tres y cinco huesos, las vértebras coccígeas, que se encuentran justo debajo del hueso sacro. El dolor se localiza en esta patología en los laterales del vértice final del hueso y se vuelve más intenso con determinadas acciones, como durante las actividades físicas. Pero ¿por qué aparece la coccigodinia y cómo se puede tratar?

Causas de la coccigodinia

El origen de la coccigodinia puede estar en diversas causas, entre las que habría que distinguir:

  • Aquellas que han supuesto un trauma, es decir, una caída que puede desembocar en molestias, fracturas o luxaciones en esta zona.
  • Aquellas relacionadas con otras cuestiones, como tras el parto en el caso de las mujeres o por la artritis.

Sin embargo, la coccigodinia no siempre es algo que aparece de manera automática, por ejemplo, tras un trauma, sino que puede estar latente hasta bastante tiempo después del desencadenante. Tampoco tiene una duración determinada, dependiendo de cada caso.

También es necesario destacar que es una patología que no afecta a hombres y mujeres por igual, ya que son ellas las que son más propensas por la composición de la anatomía femenina. En su caso, esto se debe a que su coxis es algo más alargado que el de los varones.

Síntomas de la coccigodinia

En cuanto a los síntomas que conlleva la coccigodinia, el principal sería un dolor, normalmente de manera crónica, en la base de la espalda. Además, este dolor aumenta con ciertas actividades, como por ejemplo, la práctica de ejercicio físico. Otro de los aspectos que destacan los pacientes que tienen coccigodinia es la sensación de presión en la zona. Sin duda, esto agrava las molestias de quien la padece.

Los síntomas suelen aparecer tras permanecer sentados durante un tiempo prolongado, especialmente en la misma posición. Es ahí cuando quien sufre esta molestia intenta buscar una postura más cómoda para evitarla, recurriendo en muchas ocasiones a levantarse para reducir el dolor.

Aunque estar sentados es la forma más habitual de sufrir la coccigodinia, también pueden notarse sus síntomas en otras circunstancias en las que esta zona está implicada, como en la defecación.

Diagnóstico de la coccigodinia

Para que se pueda diagnosticar la coccigodinia, es necesario que un profesional nos haga una valoración. Para ello, lo más habitual es hacer una exploración de la zona y, si se considera necesario, una radiografía para ver cómo se encuentra el hueso. Esta se realizará en distintas posturas -sentado y de pie- con el objetivo de comprobar la movilidad del coxis.

Una vez que el profesional, ya sea un médico o un fisioterapeuta, tiene claro su pronóstico, será el momento de determinar el tratamiento más adecuado a cada paciente.

Tratamiento de la coccigodinia

Aunque el tratamiento dependerá de las causas que han originado la coccigodinia, generalmente siempre se recomienda a los pacientes:

  • Reposo durante un determinado período para mejorar las molestias.
  • Evitar la práctica de diferentes deportes que supongan la movilidad de esta zona, como sería montar en bicicleta o a caballo. De la misma manera, no sería adecuada la práctica de deportes de impacto como el tenis, el atletismo o el baloncesto.
  • Se aconseja la realización de algunos ejercicios contribuye a reforzar la zona y el suelo pélvico: ejercicios que trabajan el core o el conjunto de músculos que estabilizan los movimientos entre el tren superior e inferior.
  • Acudir a un fisioterapeuta para que haga masajes en la zona e incluso use otras técnicas como la acupuntura, supondrán una mejora en el paciente.
  • También podemos recurrir a algunos utensilios que alivian las molestias, como sería el uso de un cojín que nos amortigüe si necesitamos estar sentados o la aplicación de calor seco en la zona mediante mantas eléctricas, que contribuyen a relajar la zona, al igual que el uso de frío en el caso de tener inflamación.

Asimismo, existen en el mercado productos que ayudan a reducir las molestias, como Fisiocrem Parche Active. Tiene un formato en parche que se coloca en la zona afectada y reduce el dolor gracias a su tecnología de microcorrientes. Permanece adherido durante 24 horas y funciona gracias a sus ingredientes, entre los que se encuentran el árnica y el harpagofito. Sin duda, es una excelente opción para conseguir el alivio de la coccigodinia.

¿Dónde comprar?

Compra online
Compra online
Localiza tu farmacia más cercana

Fisiocrem te recomienda

No te pierdas nuestros interesantes artículos relacionados con la actividad física, el deporte y la reparación muscular.

En Fisiocrem,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo .