Ingredientes naturales para el mantenimiento de músculos y articulaciones

Beneficios de la vitamina C y cómo obtenerlos

Los alimentos que contienen vitamina C aportan numerosos beneficios para nuestro organismo.

vitamina-c.jpeg

Si has visto anuncios de complementos nutricionales o simplemente promociones de zumos de naranja, probablemente hayas escuchado mencionar a la vitamina C, sin duda una de las más conocidas, y a su vez una de las más importantes para un correcto crecimiento y desarrollo.

Los alimentos que contienen vitamina C aportan numerosos beneficios para nuestro organismo. En este artículo conocerás qué es y qué beneficios aporta la vitamina c a nuestro cuerpo, especialmente para prevenir molestias musculares y articulares.

¿Qué es la vitamina C?

El ácido ascórbico, mayormente conocido como vitamina C, es una vitamina antioxidante que se encuentra en el grupo de los nutrientes más importantes. Es un componente que necesitamos ingerir, ya que nuestro cuerpo no la produce de forma natural. No obstante, es esencial contar con su presencia en nuestro cuerpo, ya que cumple una serie de funciones vitales. Además, buena parte de la vitamina C que ingerimos se pierde con la orina. Por este motivo es importante consumirla constantemente para evitar un déficit de esta sustancia en nuestro organismo.

La vitamina C interviene en diferentes procesos en nuestro organismo:

  • Ayuda a la formación de colágeno.
  • Es vital para la buena salud de los músculos y los cartílagos de las articulaciones.
  • Potencia la correcta circulación sanguínea.
  • También es importante su consumo en niños y adolescentes, pues ayuda y garantiza el correcto crecimiento y desarrollo.

Beneficios de la vitamina C para la salud

Además de ayudar al crecimiento y a distintas partes del organismo, la vitamina C también tiene una función protectora. Protege a nuestro cuerpo de los llamados radicales libres, moléculas que surgen a raíz de diferentes escenarios a los que se expone nuestro organismos:

  • La descomposición de alimentos en nuestro estómago.
  • El consumo de tabaco o inhalar pasivamente este humo.
  • La exposición a la luz del sol.
  • Inhalar los humos procedentes de la contaminación de las ciudades.

La vitamina C se encarga de proteger las células ante la formación de estos radicales libres. En este sentido, la vitamina C también ayuda a que el cuerpo absorba el hierro. En cuanto a los tejidos orgánicos, ayuda a la cicatrización de heridas y a que estas puedan sanar. Además, también ayuda a la buena salud y estado de los dientes.

Aunque no está demostrado que previene o protege a quien la consume adecuadamente de no padecer los síntomas del resfriado común, sí es cierto que un cuerpo con buenos niveles de esta vitamina puede afrontar el resfriado con menores síntomas y superarlo en menos tiempo. Esto sucede porque la vitamina C ayuda a reforzar el sistema inmunitario.

Consecuencias del déficit de vitamina C

El consumo de vitamina C es sumamente importante para la salud, y su carencia puede provocar distintos problemas, tanto a corto como largo plazo. Para empezar, el déficit de vitamina C puede derivar en escorbuto, una enfermedad que causa anemia y mala cicatrización de heridas entre otras dolencias.

Las personas con bajos niveles de vitamina C en el organismo son individuos que generalmente comen poca fruta y verdura o que tienen problemas intestinales que no permiten absorber bien esta sustancia durante la digestión. El no consumir suficiente vitamina C en un periodo prolongado de tiempo puede favorecer, junto con otros malos hábitos de salud, la aparición de cánceres de distintos tipos.

Beneficios de la vitamina C en músculos y articulaciones

La vitamina C también juega un papel importante en la formación y el funcionamiento de nuestros músculos y articulaciones.

En primer lugar, participa en la producción de colágeno, una proteína esencial para el buen funcionamiento y desarrollo de cartílagos, articulaciones, huesos y músculos. Al contribuir a la regeneración de tejidos, tanto externos como internos, suele formar parte de las dietas de los deportistas profesionales. Es un complemento nutricional muy útil en caso de lesiones deportivas.

Alimentos que contienen vitamina C

Existen muchos alimentos que contienen vitamina C. Más allá de las naranjas, esta vitamina puede encontrarse en el resto de cítricos, en bayas como fresas o moras, en coles repollo o de Bruselas, pimientos, brócoli, patatas, tomates o en espinacas.

También es posible encontrarla en los suplementos vitamínicos, pero conviene saber que son eso, suplementos. Estos ayudan a alcanzar la cantidad diaria recomendada de vitamina C, que en mujeres es de 75 miligramos y en hombres de 90.

Por último, existen complementos alimenticios que también contienen vitamina C y cuya función es la de la reparación de tejidos internos de los músculos. Complementos nutricionales como Fisiocrem Músculos y Articulaciones contienen vitamina C entre otros componentes como el magnesio, el colágeno o el ácido hialurónico. Estos ayudan a reducir las molestias musculares, a proteger las articulaciones y a recuperar los músculos, algo que se logra a partir de nutrientes como la vitamina C.

¿Dónde comprar?

Compra online
Compra online
Localiza tu farmacia más cercana

Fisiocrem te recomienda

No te pierdas nuestros interesantes artículos relacionados con la actividad física, el deporte y la reparación muscular.

En Fisiocrem,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo.