gtm pixel

Consejos y cuidados para tratar las lesiones musculares de piernas y pies

Tendinitis en la rodilla: causas, síntomas y tratamiento

La tendinitis de rodilla es la inflamación de los tendones rotulianos. Estos tendones, que se encuentran en el extremo distal del cuádriceps, son los encargados de unir la tibia con la rodilla.

tendinitis-de-rodilla-causas-sintomas-y-tratamiento.jpeg

La tendinitis en la rodilla es una inflamación en los tendones que rodean esta zona. Es muy común entre la población, especialmente entre los amantes del deporte y el fitness. Buena parte de la gente ha sufrido alguna vez los efectos de la inflamación de los tendones de la rodilla. ¿Qué lo ocasiona? ¿Es posible prevenirlo?

¿Qué es la tendinitis rotuliana?

La tendinitis en la rodilla o tendinitis rotuliana es una inflamación de los tendones que recubren y rodean esta parte del cuerpo. Se caracteriza por la presencia de dolor, inflamación y molestias al caminar y flexionar la rodilla, pero también por una disminución de movilidad. Es una lesión muy común entre los deportistas de todos los estilos: ciclistas, futbolistas, runners, jugadores de distintas disciplinas y personas que hacen cualquier actividad física intensa. Se le suele conocer como rodilla de corredor o rodilla de saltador, pero cualquier persona puede sufrirla.

Debes saber que no solo los deportistas tienen estas lesiones. Hay personas que por su actividad profesional o estilo de vida pueden sufrir una inflamación de los tendones de la rodilla.

La tendinitis de rodilla es la inflamación de los tendones rotulianos. Estos tendones, que se encuentran en el extremo distal del cuádriceps, son los encargados de unir la tibia con la rodilla. Son importantísimos no solo porque unen dos partes del cuerpo, sino porque juegan un papel fundamental cuando extiendes o flexionas la rodilla. Gracias a este tendón es posible hacer actividades básicas y cotidianas como caminar, sentarse, subir o bajar escaleras, correr, saltar e incluso agacharse.

¿Cuáles son los síntomas de la tendinitis rotuliana?

¿Cómo saber si tienes tendinitis rotuliana? Lo notarás enseguida, pues esta inflamación viene acompañada de un dolor punzante debajo de la rodilla. Este se intensifica cuando flexionas o haces cualquier movimiento que involucre a la rótula. También puede molestar cuando estás en reposo y si necesitas moverte en cama. En ocasiones, parece como si la rodilla estuviera inflamada. Esto puede ocurrir por el engrosamiento del tendón lesionado.

El dolor de rodillas al agacharse y levantarse, así como el dolor de rodilla al andar, es por etapas. Es decir, la tendinitis y sus síntomas van evolucionando desde que ocurre la lesión. Si te lesionas, sentirás un leve pinchazo. Con los días, el dolor se vuelve mucho más intenso y agudo y puedes experimentarlo incluso estando en reposo. Es importantísimo, por este motivo, si sientes dolor de rodilla que se extiende hasta el tobillo y notas la zona inflamada, llevar un tratamiento adecuado.

¿Por qué te duele la rodilla?

La tendinitis rotuliana no es solamente consecuencia de una lesión deportiva. Puede aparecer por factores congénitos, pero también por ciertas enfermedades como la diabetes. Incluso por presentar ciertas anomalías en el desarrollo de la zona o por una desviación de la rótula, por rigidez en los músculos o por desequilibrio muscular.

Sin embargo, buena parte de las lesiones de la rodilla ocurren por pequeños traumatismos que suceden cuando se practica algún deporte como correr. Es mucho más habitual que ocurra una lesión en las personas que nunca han practicado deporte o que hace mucho tiempo lo hicieron y un día deciden apuntarse a cualquier actividad de alto impacto.

La tendinitis también aparece por no calentar ni estirar de forma adecuada antes y después de la actividad física. También por practicar deporte sin supervisión o sin tener una técnica adecuada, por el cambio de intensidad física, como prepararse para correr una maratón, o por una falta de planificación en los entrenamientos.

¿Cómo prevenir la tendinitis rotuliana?

Esta lesión tan común puede prevenirse siempre y cuando se haga un entrenamiento adecuado. Si estás retomando la actividad física, entonces lo más aconsejable es que empieces poco a poco y con un ejercicio que no suponga un gran impacto para las rodillas. Si vas a correr, utiliza calzado adecuado, corre por pistas de atletismo o asfalto y comienza por andar y correr durante períodos cortos. Y por supuesto, ¡no dejes de calentar y estirar!

Por otra parte, es importante seguir una técnica adecuada de cualquiera que sea el deporte que estés practicando. Si no tienes experiencia, pregunta a entrenadores o profesionales de la materia. También debes planear los entrenamientos y reposar todo el tiempo necesario para que tu cuerpo se recupere.

Ten en cuenta que si tienes tendinitis rotuliana debes descansar y reposar, pues de lo contrario el dolor de rodilla puede agravarse y presentar complicaciones, como acumulación de líquido sinovial.

¿Cómo tratar la tendinitis rotuliana?

Combina el reposo con diferentes ejercicios específicos para aliviar la tendinitis rotuliana. Estos tienen el propósito de fortalecer y estirar los músculos de la rodilla, pero siempre de forma suave y sin causar daños.

En las primeras etapas, aplica frío en la zona afectada y combina con vendaje y ejercicios. Utiliza también productos que ayuden a relajar el músculo y aportar sensación de confort, como Fisiocrem Gel Active. Gracias a su fórmula con árnica y caléndula, contribuye al alivio de las molestias y previene futuras lesiones tanto en el ejercicio deportivo como en la rutina diaria. Sobre todo en los casos en los que el tendón está sensible.

¿Dónde comprar?

Compra online Compra online
Localiza tu farmacia más cercana

Fisiocrem te recomienda

No te pierdas nuestros interesantes artículos relacionados con la actividad física, el deporte y la reparación muscular.

En Fisiocrem,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Rechazar” para deshabilitar las cookies o en “Configurar cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar”, aceptará su uso.