Consejos y cuidados para tratar las lesiones musculares de piernas y pies

Qué es la subida de gemelo: causas y cómo aliviar sus síntomas

Aunque presenta intensas molestias en el gemelo al ocasionarse, la subido de gemelo consiste en un acortamiento del músculo tríceps sural.

subida-de-gemelo.jpeg

Casi todas las personas han sufrido alguna vez, mientras duermen, intensas molestias los músculos de los gemelos. A esto se le conoce coloquialmente como subida de gemelo. A continuación te explicamos en qué consiste, por qué ocurre y cómo puedes aliviar los molestos síntomas.

¿Qué significa la subida del gemelo?

Aunque se presentan intensas molestias en el gemelo, en realidad se trata de un acortamiento del músculo tríceps sural. Este está compuesto por tres partes musculares llamadas fascículos, lugar donde se ocasiona este acortamiento que da lugar a las molestias. Si nunca has experimentado la subida de gemelo o si no sabes si lo has hecho, debes saber que se trata de una intensa molestia en esta zona del gemelo y que puede comenzar desde el pie y extenderse hasta la pantorrilla.

Esta es aguda e impide que la persona que lo experimenta se pueda mover. Cuando el episodio termina, es posible que te quedes con cierto malestar, pero este se va a los pocos minutos.

Por qué se suele subir el gemelo

Normalmente, la subida del gemelo suele asociarse a las mujeres embarazadas y deportistas. Sin embargo, no es algo exclusivo de estos grupos, sino que puede ocurrirle a cualquier persona. Y es que la subida del gemelo se relaciona con las actividades diarias que implican un uso excesivo de los músculos implicados, por aumentar la carga de intensidad, no descansar cuando es necesario o por emplear músculos demasiado débiles para realizar una actividad en concreto.

Además de las posibles causas anteriormente descritas, este trastorno momentáneo puede ocurrir por una ingesta inadecuada (en ocasiones excesiva) de agua. Esta ingesta, mezclada con las grandes pérdidas de electrolitos por el sudor (actividad física), puede derivar en un mal funcionamiento de los músculos y nervios.

Por otra parte, existen factores de riesgo por los que se puede subir el gemelo. Estos son:

  • Personas con problemas vasculares en las piernas. Son más propensas a sufrir espasmos en este músculo, que se relacionan con la falta de fluido.
  • Mujeres embarazadas, sobre todo en la recta final del embarazo. Durante las etapas finales de la gestación, el feto tiende a comprimir las arterias ilíacas, que se extienden hasta las piernas.
  • Déficit de sales minerales y nutrientes. Los músculos que carecen de los nutrientes necesarios ven afectada su capacidad de contracción y es cuando aparecen molestias y la incapacidad de movimiento característicos de este trastorno.

¿La falta de potasio ocasiona la subida de gemelo?

La subida de gemelo, se cree, está originada por una deficiencia de potasio. ¿Esto influye o se trata de un mito? En general, la falta de nutrientes en el organismo puede ocasionar los molestos calambres, como también se le conoce a la subida de gemelo. Es importante aclarar que el calcio y el potasio son elementos que participan activamente en la contracción muscular. En consecuencia, si el cuerpo no cuenta con los nutrientes necesarios, entonces se ocasiona un desequilibrio que ocasiona trastornos circulatorios musculares. Es así como aparecen los calambres.

La subida de gemelo, sin embargo, no ocurre únicamente por la ausencia de potasio. Es más fácil tener un calambre por un gran esfuerzo físico durante el día que por no comer suficiente potasio.

¿Calambre por ejercitarse?

Todo ejercicio es bueno, pero, al igual que todas las cosas, nunca lo es en exceso. Hacer más ejercicio del debido, si no se toman las medidas pertinentes ni se sigue una alimentación e hidratación adecuada y si no se reposa lo suficiente, puede ocasionar calambres. Es por eso que la subida de gemelo no es algo exclusivo de los atletas y deportistas de élite, sino de cualquier persona.

Entrenar en exceso puede ocasionar que el músculo se agote. Al descansar y relajarse pueden aparecer contracciones y espasmos fuertes que ocasionen el calambre. No hacer ejercicio ni una actividad física mínima también puede ocasionar calambres en los gemeloss. Llevar una vida sedentaria reduce la elasticidad adecuada de los músculos y, entre otras afecciones, el músculo puede contraerse y producir espasmo por la falta de movimiento.

¿Cómo aliviar una subida de gemelo?

Lo más usual es que el calambre tome desprevenido a quien lo sufre. El proceso es muy intenso y repentino, y aliviarlo, cuando se nota la molestia, parece imposible. Esto ocurre porque cuando el calambre aparece, la persona, por las molestias, continúa haciendo movimientos bruscos que, en vez de aliviar, generan más molestia.

Para contribuir a reducir las molestias de los calambres, lo primero que debes hacer es intentar mantener la calma, aunque parezca difícil. La relajación es muy importante, al igual que la hidratación y mover la pierna afectada, aunque esto ocasione molestias. Para ello deberás realizar pequeños movimientos de flexión y extensión del tobillo y la rodilla; esto ocasionará que los músculos se estiren. Si no puedes hacer estos ejercicios, entonces lo más aconsejable es ponerte de pie, pues esto también ayuda a estirar el músculo.

Hay algo muy importante que no debes hacer y que todas las personas hacen: tocar la zona. El cubrir el gemelo con la mano ocasiona que el músculo no se relaje. Tampoco debes forzar el músculo, pues esto puede hacer que las molestias empeoren. Cuando el calambre y las molestias del mismo desaparezcan, entonces es posible aplicar calor local y realizar masajes. ¿No sabes con qué hacer estos masajes? Puedes probar con Fisiocrem Gel Active, que actúa sobre la zona contribuyendo a la relajación del músculo.

¿Dónde comprar?

Compra online
Compra online
Localiza tu farmacia más cercana

Fisiocrem te recomienda

No te pierdas nuestros interesantes artículos relacionados con la actividad física, el deporte y la reparación muscular.

En Fisiocrem,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo .