gtm pixel

Consejos y cuidados para tratar las lesiones musculares de piernas y pies

Ejercicios durante la rehabilitación de la rodilla

Las lesiones de rodilla más habituales están relacionadas con los tejidos blandos, aunque las roturas de hueso son también frecuentes.

ejercicios-efectivos-para-la-rehabilitacion-de-la-rodilla.jpeg

La rodilla es la articulación central de los miembros inferiores. Está formada por la unión del fémur y la tibia, además de un pequeño hueso, la rótula, en la parte inferior y delantera del fémur. Cuenta con una cápsula articular, ligamentos y tendones que otorgan estabilidad; y también tiene músculos en sus inmediaciones, esenciales para el movimiento. Es una pieza clave para caminar, flexionar o saltar.

También es un área delicada en la que por traumatismos o malos movimientos pueden producirse lesiones.

¿Cuáles son las lesiones de rodilla más habituales?

Las lesiones de rodilla más habituales están relacionadas con los tejidos blandos, aunque las roturas de hueso son también frecuentes. Estas son las más comunes:

  • Esguinces de rodilla: Desgarro o ruptura de los ligamentos que estabilizan la rodilla, debido a un mal movimiento o a un traumatismo brusco. Muy habitual por la práctica de deportes.
  • Lesión de menisco: Producida por la rotura del fibrocartílago.
  • Luxaciones de rodilla: La rótula se desplaza y pierde el contacto con la articulación. Puede ser parcial y entonces denominada subluxación. Su causa es frecuentemente una contracción brusca del cuádriceps.
  • Rodilla del saltador: También denominada tendinitis rotuliana. Es la inflamación del tendón rotuliano que une la tibia con la rótula por una sobrecarga o excesivo ejercicio físico.
  • Rodilla del corredor: Síndrome de dolor femoropatelar es su nombre clínico. Son las molestias alrededor o detrás de la rótula en ambas rodillas al mismo tiempo, producidas por la sobrecarga de las estructuras de esta zona.
  • Roturas: Fractura del hueso debidas a traumatismos en la rodilla.

Sintomatología de las lesiones de rodilla

Los síntomas más habituales son molestias en el área e inflamación del área por la acumulación de líquidos. La rodilla puede volverse inestable o debilitarse. En los casos más extremos se produce una incapacitación temporal para realizar actividades habituales como apoyar el pie, saltar o caminar. Es habitual también el escuchar ruidos secos con motivo de la lesión.

Proceso de rehabilitación de la rodilla con ejercicios adecuados

Es necesario hacer reposo durante los primeros días para proteger tu lesión de daños mayores. Además, aplicar hielo o compresas frías para reducir la inflamación, comprimir las articulaciones con vendas o un estabilizador de rodilla para evitar movimientos innecesarios o el empeoramiento de la lesión. Es importante también tener la rodilla elevada por encima del nivel del corazón. Evita masajear la rodilla o hacer actividad física innecesaria.

Tras estos primeros días en los que la lesión está en su fase aguda, podemos iniciar un proceso de rehabilitación.

Ejercicios de rehabilitación de rodilla

Están destinados a fortalecer los músculos y tendones de la rodilla y a recuperar los movimientos naturales de la misma. Es necesario calentar antes y después de los ejercicios para preparar primero los músculos y para destensarlos cuando se haya terminado.

  • Elevación de rodillas: Tumbarse boca arriba con las piernas flexionadas y alternamente estirar una pierna y luego la otra. Ideal para fortalecer los cuádriceps y las rodillas.
  • Estiramiento de isquiotibiales: Pasar una banda elástica por debajo del píe y elevarlo estirando con las manos la cinta por encima de la cintura. Mantener a 90 grados unos segundos y repetir varias veces.
  • Levantarse y sentarse: Sentarse en una silla con la espalda recta. Levantarse y sentarse usando solo las rodillas para hacerlo.
  • Levantar las piernas 90 grados: Sentarse apoyando los dos pies en el suelo y alternamente levantar cada una de las piernas hasta que una de ellas esté en una posición de 90 grados respecto a la otra.
  • Elevaciones laterales: Tumbarse de costado y elevar la pierna sobre la que no se está apoyado hasta formar un ángulo de 45 grados y mantenerla unos segundos.

Remedios para aliviar las molestias durante la rehabilitación de rodilla

Para ayudar a contribuir a prevenir otras lesiones en el futuro es importante hacer ejercicio con frecuencia, calentando y estirando convenientemente la rodilla con anterioridad. También se pueden utilizar para ayudar a aliviar esas molestias diferentes productos.

Fisiocrem músculos y articulaciones es un complemento soluble que contribuye a la recuperación muscular y al cuidado de las articulaciones. Está compuesto por una serie de ingredientes que ayudan al mantenimiento y funcionamiento de músculos, tendones y huesos como el magnesio, la leucina, el colágeno, el ácido hialurónico, la vitamina C, la glucosamina y la condroitina. Su fácil presentación monodosis permite tomar fácilmente disuelto en líquido un cacito diario.

Fisiocrem Gel Active con su fórmula de ingredientes naturales (árnica, caléndula, hipérico y melaleuca) favorece la relajación de los músculos y a aliviar las molestias musculares, contribuyendo a evitar las lesiones. Es perfecto para ayudar a preparar los músculos ante el ejercicio físico o los esfuerzos continuados. Fisiocrem Gel Active es apto para todo tipo de pieles y puede aplicarse antes o después del ejercicio físico con un suave masaje sobre la zona deseada. Viene en tres cómodos formatos (viaje, diario, familiar) para adaptarse a todas tus necesidades.

¿Dónde comprar?

Compra online Compra online
Localiza tu farmacia más cercana

Fisiocrem te recomienda

No te pierdas nuestros interesantes artículos relacionados con la actividad física, el deporte y la reparación muscular.

En Fisiocrem,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Rechazar” para deshabilitar las cookies o en “Configurar cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar”, aceptará su uso.