Causas y cuidados para tratar las lesiones musculares en cuello, espalda y tórax

¿Es bueno andar para el lumbago?: beneficios

El malestar ocasionado por la lumbalgia ocasiona que la espalda esté rígida, impide el movimiento de la misma y produce molestias.

es-bueno-andar-para-el-lumbago.jpeg

La lumbalgia o lumbago es una molestia en la espalda, concretamente en la zona lumbar. El malestar ocasionado por la lumbalgia ocasiona que la espalda esté rígida, impide el movimiento de la misma y produce molestias. Existen ejercicios de espalda que ayudan a aliviar el lumbago, incluyendo el caminar.

¿Por qué es bueno andar todos los días?

Andar es una actividad muy popular hoy en día, pero también es un tipo de ejercicio muy antiguo que llevan realizando las personas desde antes de que los gimnasios se masificaran. No se trata de dar un paseo, sino de caminar sin paradas técnicas ni distracciones, a menos que sea estrictamente necesario.

Para que el andar se convierta en un ejercicio debe practicarse a diario, durante al menos 45 minutos y a muy buen ritmo. ¿Cuáles son los beneficios de caminar todos los días? Para empezar, dentro de las ventajas de andar a diario para el cuerpo, a nivel interno encontramos que esta actividad ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre, disminuye la presión arterial y mejora el tráfico intestinal y problemas como el estreñimiento y las hemorroides.

En lo que se refiere a la función muscular, un paseo de 45 minutos a buen ritmo contribuye a tonificar los músculos de las piernas, fortalece los huesos y las articulaciones y ayuda a disminuir las molestias musculares y articulares, como es el caso de la lumbalgia, puesto que la actividad mejora la flexibilidad y la fuerza. Por último, también es un gran aliado para combatir el sobrepeso, que a su vez está relacionado con algunas lesiones musculares y articulares.

Por último, caminar a diario también tiene grandes beneficios para el estado de ánimo, pues promueve la liberación de endorfinas u hormonas de la felicidad, combate el estrés (que puede ocasionar lumbalgia) y mejora la calidad del sueño.

Los músculos al caminar

Como toda actividad física, al caminar se trabajan músculos específicos del cuerpo. Estos son:

  • Cuádriceps. Es el músculo principal de la zona anterior del muslo.
  • Gemelos. Localizados en la pantorrilla.
  • Flexores. Se encuentran en la parte posterior del muslo.
  • Glúteos.
  • Músculos del pie.
  • Flexores de la cadera.
  • Lumbares.
  • Músculos del cuello.
  • Abdominales. Estos contribuyen a mantener la postura.
  • Brazos y hombros.

¿Por qué es bueno andar para el lumbago?

Cuando la lumbalgia se presenta, lo hace acompañada de una molestia aguda en la zona baja de la espalda. Las causas del lumbago son muchas y este tipo de molestia puede afectar a cualquier persona. Puede aparecer por las malas posturas, el sobrepeso, sobreesfuerzos diarios (como cargar cosas muy pesadas) y hasta por estrés. Para ayudar a combatir este tipo de molestias es posible practicar ejercicios para la espalda, uno de ellos es andar.

Andar ayuda a fortalecer los músculos de la espalda y, como ya se ha adelantado, de otras partes del cuerpo. Además, previene el sedentarismo, que es un gran aliado de la lumbalgia. Aunque la molestia en la espalda persista, es importante moverse y no pasar más de tres días en cama, pues esto solo puede ocasionar que la molestia empeore.

Para caminar con lumbago y aliviar las molestias del mismo, es importante adoptar una postura adecuada al andar. Para ello, la persona tiene que apretar ligeramente el abdomen (lo que protege a los músculos lumbares) y erguirse echando los hombros hacia atrás; esto hará que la espalda se mantenga recta de forma natural. La equipación también es importante, pues es aconsejable llevar ropa ligera que facilite la postura corporal y zapatillas cómodas que reduzcan el impacto de la pisada.

¿Qué otros ejercicios pueden aliviar el lumbago?

Además de andar, que es un ejercicio que no requiere experiencia ni equipación especial, las personas con lumbalgia pueden realizar otra serie de ejercicios y estiramientos que contribuyen a relajar la zona de la espalda. Aquí se encuentran, por ejemplo, múltiples posturas de yoga como la del niño, la silla y el gato; en general, el yoga es un tipo de entrenamiento que mejora la postura, ayuda a relajar los músculos del cuerpo a la vez que los tonifica y contribuye a reducir el estrés.

¿Cómo aliviar la lumbalgia?

Para reducir los síntomas de la lumbalgia es bueno alejarse del sedentarismo y hacer ejercicios que contribuyan a fortalecer los músculos de la espalda. Además, se recomienda recibir masajes, adoptar posturas correctas al estar sentado, particularmente al trabajar. También debe evitarse el reposo excesivo y cargar mucho peso; esto último, para las personas con trabajos pesados.

Se aconseja aplicar frío y calor en la zona afectada, siendo el frío el primero a aplicar al comienzo de la lumbalgia. Después de dos o tres días, lo más recomendable es aplicar calor. También deben hacerse actividades que reduzcan el estrés y la ansiedad, y mantenerse en un peso adecuado que no obligue al cuerpo a soportar una carga más pesada. También es buena idea prestar atención al colchón en el que se duerme y escoger uno que sea rígido y que proporcione buen soporte.

Por último, se pueden utilizar productos que contribuyan a aliviar las molestias causadas por la lumbalgia, como Fisiocrem Gel Active. Esta es una solución de masaje rápida y eficaz que ayuda a preparar a los músculos y ligamentos para prevenir lesiones ocasionadas por la vida cotidiana o por el ejercicio físico. Fisiocrem Gel Active tiene una fórmula natural (compuesta por árnica, caléndula, hypericum y melaleuca) y actúa sobre la zona y contribuye a relajarla.

¿Dónde comprar?

Compra online
Compra online
Localiza tu farmacia más cercana

Fisiocrem te recomienda

No te pierdas nuestros interesantes artículos relacionados con la actividad física, el deporte y la reparación muscular.

En Fisiocrem,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo .