Consejos y pautas para tratar lesiones musculares

Tipos de hematomas y cómo aliviarlos

Los moretones o hematomas son manchas de un tamaño superior a 5 mm que aparecen en la piel tras la rotura de vasos capilares.

tipos-de-hematoma.jpeg

No son pocas las veces en las que nos miramos la piel y encontramos una mancha de un color rosado o morado que no sabemos de dónde viene. Los moretones o hematomas son manchas de un tamaño superior a 5 mm que aparecen en la piel tras la rotura de vasos capilares. La sangre acumulada bajo la dermis es la que dota de un color oscuro a esta. Dependiendo del grado, estos pueden presentar hinchazón.

Normalmente, los hematomas aparecen tras una lesión, como puede ser un golpe con algún mueble, una caída o un accidente deportivo. El color del moretón o hematoma va cambiando a lo largo del tiempo. En un primer momento, la mancha adquiere un tono rojizo, que al cabo del poco tiempo se torna en violeta o azulado debido a la pérdida de oxígeno. Con el paso de los días, el hematoma suele tener un tono amarillento o verdoso. Finalmente, antes de su desaparición, el moretón pasa a ser marrón. El motivo de estos cambios de color se debe a una proteína llamada fibrinógeno, una sustancia producida por el hígado cuya función es parar el sangrado por medio de la coagulación.

Tipos de hematomas

Existen diferentes clasificaciones a la hora de definir los tipos de hematomas. Por un lado, se pueden clasificar según la zona del cuerpo en la que aparecen. Por otro lado, se pueden dividir según la parte en la que se produce la contusión.

Hematoma subcutáneo

Los hematomas subcutáneos son los más comunes. Aparecen debajo de la piel y la intensidad de la molestia y su tamaño dependerán de la magnitud del golpe. Se curan con el paso del tiempo, teniendo que dejar que la sangre drene por sí misma hasta que vuelva a la normalidad.

Hematoma intramuscular

En este caso, la acumulación de sangre ocurre en el músculo. Puesto que el golpe que lo origina daña las fibras musculares, el hematoma intramuscular suele provocar una leve inflamación en la zona. La molestia suele ser más intensa que el originado por el hematoma subcutáneo, pudiendo limitar la libertad de movimiento. No obstante, por lo general, los moretones intramusculares no suponen ningún peligro.

Hematoma óseo

Un hematoma óseo, como su nombre indica, se produce en el hueso. Dependiendo de la zona ósea afectada, el hematoma recibe diferentes nombres. Por ejemplo, si se da bajo el periostio, el moretón sería subperióstico. En cambio, si el hematoma se origina entre el hueso y el cartílago que lo cubre, su nombre es subcondral.

Los hematomas óseos provocan inflamación y molestia en la zona, al igual que los otros tipos de moretones. Pueden aparecer por una lesión deportiva o tras una caída. Si no van acompañados de una ruptura del hueso, no tienen por qué provocar grandes molestias. No obstante, la molestia es superior al provocado por los hematomas subcutáneos e intramusculares.

¿Cómo aliviar los hematomas?

Por lo general, los hematomas únicamente necesitan tiempo para desaparecer por completo. Hay que ser pacientes y esperar a que la piel vuelva a su normalidad. Sin embargo, es cierto que existen ciertos trucos para disminuir la molestia y acelerar el proceso.

Uno de los trucos más comunes es aplicar frío en la zona afectada. Se puede utilizar un hielo cubierto por una toalla o una compresa fría para enfriar la zona. Este remedio ayudará a que los vasos sanguíneos se contraigan, por lo que se reducirá la inflamación y disminuirá la molestia. Es recomendable hacerlo nada más se haya producido el golpe para frenar sus efectos.

Por otro lado, el calor también puede ser un alivio en el caso de los hematomas intramusculares. De esta manera, ayudarás a la circulación, por lo que el hematoma desaparecerá más rápido. Además, también es beneficioso para la molestia.

La manzanilla también es un remedio muy utilizado. Esta planta tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que aliviará la molestia. Generalmente, se suele utilizar enfriando la infusión y aplicándola en la zona. Otras plantas como la caléndula o el perejil también pueden ayudar a obtener los mismos resultados.

Si quieres contar con una ayuda extra a la hora de aliviar los síntomas de un hematoma, te vendrá bien saber que existen productos en el mercado específicamente diseñados para esta finalidad. Uno de ellos es Fisiocrem Roll-on Golpix. Se trata de un formato roll-on formulado con ingredientes naturales, como el harpagofito, el ginkgo o el árnica.

Produce una sensación de frescor en la zona tras ser utilizado, lo que ayuda a reducir las molestias. Se puede utilizar incluso en niños a partir de 0 años, por lo que es muy útil para las características caídas y golpes que se suelen dar los más pequeños de la casa.

¿Dónde comprar?

Compra online
Compra online
Localiza tu farmacia más cercana

Fisiocrem te recomienda

No te pierdas nuestros interesantes artículos relacionados con la actividad física, el deporte y la reparación muscular.

En Fisiocrem,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo .