gtm pixel

Consejos y cuidados para tratar las lesiones musculares de piernas y pies

Metatarsalgia: todo lo que debes saber

Algunas personas se quejan de un dolor punzante y molesto en la «bola del pie», cuyo nombre realmente es el metatarso.

metatarsalgia

Algunas personas se quejan de un dolor punzante y molesto en la «bola del pie», cuyo nombre realmente es el metatarso. Esta afección es conocida como metatarsalgia, y si bien no es de gravedad extrema, sí puede generar molestias que impedirían la realización de ciertas actividades como correr o saltar.

Se ha descubierto que lo que suele generar la metatarsalgia es:

  1. Deformidades propias en el pie.
  2. Uso de zapatos de tallas inadecuadas —o muy grandes o muy pequeños—.
  3. Si se salta o se corre con frecuencia.
  4. Sobrepeso.
  5. Prácticas deportivas excesivas.
  6. Otras enfermedades como la diabetes, reumatismos, vasculares y hasta infecciosas podrían ser causales de este malestar.

Una persona con metatarsalgia sufrirá de dolor en estas zonas al caminar o apoyar la zona afectada. Lo que genera este problema es la compresión de los nervios que se sitúan entre los huesos metatarsianos.

SÍNTOMAS METATARSALGIA

Cuando se habla de la metatarsalgia y sus síntomas, suelen aparecer los siguientes:

  1. Dolor en diversas partes del pie, que se pueden originar en la región plantar, dorsal o en el antepié.
  2. Dolor intenso y que no desaparece detrás de la región de los dedos.
  3. Alivio al descansar y dolor al apoyar el pie en superficies duras, que se puede intensificar al andar descalzo.
  4. Entumecimiento y hormigueo.
  5. La metatarsalgia genera una falsa sensación de tener algo atorado en el zapato.

Aunque un paciente pueda padecer metatarsalgia, intentará seguir con su vida como hasta antes de tenerla, por lo que para evadir el dolor se apoyará la extremidad sana. Lo que sucede es que este apoyo excesivo puede generar problemas mayores, como dolor en la espalda o cadera.

Este padecimiento puede afectar en mayor medida a personas que tengan enfermedades sistémicas o a quienes practiquen deporte en exceso, así como aquellos que tengan alteraciones en las extremidades inferiores. Cuando hay sobrepeso o pérdida de grasa en las extremidades inferiores a causa del envejecimiento, también podría ocurrir que se den casos de metatarsalgia.

Cabe mencionar que existen diferentes tipos de metatarsalgias, por lo que los tratamientos de las mismas suelen variar de acuerdo a la intensidad del dolor o bien del origen real:

  • Mecánica: esta se produce cuando existe un exceso de presión en las cabezas metatarsales.
  • Compresiva: como su nombre sugiere, se produce por la compresión de los nervios.
  • Inflamatoria: al presionar la articulación entre los metatarsianos se podrá percibir el dolor.

TRATAMIENTO METATARSALGIAS

No solo basta conocer las causas de esta afección, sino que también es necesario saber acerca de las metatarsalgias y su tratamiento, que es finalmente el objetivo para no tener que paralizar las actividades que se realizan diariamente y no presentar molestias al ejecutar una acción tan importante como caminar.

Cuando se habla de las metatarsalgias y el tratamiento ideal para cada una, habrá que preguntarse primero qué intensidad tiene el dolor, pero siempre se aconseja ir de menos a más:

  1. En primera instancia se recomienda la aplicación de frío en la zona, es decir, de hielo.
  2. Si esto ha servido pero el dolor persiste, se puede utilizar un spray sanitario que alivie el dolor como Fisiocrem Spray Active Ice, que es un excelente aliado para la erradicación del dolor causado por la metatarsalgia. Es un producto que puede ser aplicado en cualquier lugar, inclusive en el trabajo, que además es rápido, práctico y efectivo para quitar el dolor y proporcionar un alivio de los síntomas al instante.
  3. Según la intensidad y el tipo de dolor en la planta del pie es posible que el paciente deba realizar terapia física, como por ejemplo ultrasonidos o infiltraciones.
  4. Para las metatarsalgias y su tratamiento el médico de cabecera podría recetar antiinflamatorios.
  5. La actividad física debe cesar, y también se debe observar si se está usando el calzado ideal.
  6. Un tratamiento mucho más complejo es la cirugía.

La metatarsalgia se puede prevenir al realizar actividad física de forma constante y al hacer uso de zapatos adecuados, así como hacer los correctos estiramientos antes y tras practicar actividades de alto impacto. Es importante no ignorar cuando el cuerpo habla y el dolor es una señal de que algo anda mal. Por eso, ante la presencia de metatarsalgia, es importante actuar para evitar el progreso de la dolencia y ponerle solución cuanto antes.

¿Dónde comprar?

Compra online Compra online
Localiza tu farmacia más cercana

Fisiocrem te recomienda

No te pierdas nuestros interesantes artículos relacionados con la actividad física, el deporte y la reparación muscular.

En Fisiocrem,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Rechazar” para deshabilitar las cookies o en “Configurar cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar”, aceptará su uso.