gtm pixel

Consejos y pautas para tratar lesiones musculares

Luxación del hombro: ¿Por qué aparece y cómo tratarla?

El hombro se compone de diferentes partes: clavícula, escápula y húmero. Se trata de la articulación del cuerpo con mayor capacidad de movimientos, así como por estar formado por diferentes músculos y tendones.

luxacion-del-hombro-causas-sintomas-y-tratamiento.jpeg

Las luxaciones en el hombro pueden ocurrir por diversas causas, siendo las caídas las más habituales. Es común en deportistas que desgastan las articulaciones de los hombros, como los nadadores, tenistas y jugadores de voleibol.

¿Qué es una luxación de hombro?

El hombro se compone de diferentes partes: clavícula, escápula y húmero. Se trata de la articulación del cuerpo con mayor capacidad de movimientos, así como por estar formado por diferentes músculos y tendones. El húmero precisamente es el responsable de esta lesión, pues se inserta en una cavidad de la escápula, la glenoides. Cuando el húmero se sale de esta cavidad, se produce la luxación. De ahí que una de las maneras más comunes de llamar a esta lesión sea el hombro dislocado.

Cuando la cabeza del húmero se sale de su cavidad, se produce un dolor muy fuerte que impide mover el brazo. Cuidado, pues no se trata de una fractura o esguince, sino que consiste en una dislocación.

Tipos de luxación de hombro

Existen tres tipos de lesión de hombro dislocado:

  • Dubcoracoidea. Esta es la lesión más común y sucede cuando el húmero se sale de la glenoides y su cabeza se coloca debajo de la apófisis coracoides de la escápula. Suele ocurrir por caídas sobre la mano o codo.
  • Subglenoidea. Este tipo de luxación también se conoce como extracoracoidea y se caracteriza porque, al dislocarse, la cabeza del húmero se aloja en el reborde glenoideo. No es una lesión muy habitual.
  • Subclavicular. En este caso, la cabeza del húmero se aloja sobre las costillas. También se le conoce como luxación intracoracoidea.

¿Por qué ocurren las luxaciones en el hombro?

Esta lesión, que suele ser muy frecuente en niños y adolescentes, puede aparecer por distintas causas. Las lesiones traumáticas, es decir, las caídas, son la causa más habitual. Además de estas, la práctica de ciertos deportes de contacto también pueden ocasionarlas.

Esta lesión también puede aparecer como consecuencia de una luxación acromioclavicular. Este es un esguince traumático, en el que la articulación se ve forzada por la zona más distal de la clavícula; pero esta luxación no es a nivel óseo, sino a nivel articular. El acromion, que forma parte de la escápula, cuenta con múltiples ligamentos coracoclaviculares. Cuando alguno de estos ligamentos se rompe, entonces ocurre un desplazamiento de la clavícula.

Además de estas lesiones, la de Bankart y la de Hill Sachs también son responsables de posibles luxaciones en el hombro. La lesión de Bankart es un tipo de lesión en la que el borde del cartílago y el labrum se rompen. Por otro lado, la lesión de Hill Sachs es en realidad una fractura de la cabeza del húmero y su subsecuente dislocación.

Los esfuerzos repetitivos pueden ocasionar la dislocación del hombro. Aquí se encuentran deportes como la natación, el tenis o el voleibol. Estos son posibles causantes de la dislocación porque los brazos realizan movimientos por encima de la cabeza. Estos deportes ocasionan un alargamiento progresivo de los ligamentos del hombro. Si realizas algún trabajo que requiera movimientos por encima de la cabeza, entonces también puedes correr riesgo de sufrir una luxación de hombro. Esto se debe a que, mientras más muevas el brazo, hay más desgaste e inestabilidad de los ligamentos del hombro.

La inestabilidad multidireccional es otra de las causas de la luxación de hombro. Pero la característica es que el hombro no se desgasta por caídas o por movimientos repetitivos. En estos casos, existe una inestabilidad en diferentes direcciones, pues la persona presenta ligamentos laxos en todo el cuerpo. Esta inestabilidad suele ser congénita y a causa del colágeno; como sabes, el cuerpo tiene esta sustancia de forma natural. En el caso de las personas con inestabilidad multidireccional, el colágeno tiene una genética muy particular.

Por último, esta lesión es muy frecuente en niños pequeños porque los padres suelen cogerlos por las manos y tirar de ellos hacia arriba. ¡Cuidado con este tipo de conductas! Pueden ocasionar la dislocación en los pequeños.

Síntomas

El síntoma de la luxación es el dolor. Se trata de una molestia muy intensa que impide a la persona mover el brazo. Cuando la luxación es bastante seria y dependiendo del tipo que se trate, puede ser visible y presentarse una deformación en la zona.

Es muy importante que, con el tiempo, la persona siga un programa de rehabilitación para poder recuperar la movilidad en el brazo.

¿Cómo tratar la luxación de hombro?

Lo primero es regresar la cabeza del húmero a su sitio, algo que solo puede hacer un experto. Además, es imprescindible, una vez que ha transcurrido el tiempo de reposo recomendado, hacer ejercicios de rehabilitación para recuperar la movilidad en el hombro, así como recibir pautas para prevenir una futura lesión. Aunque las luxaciones en el hombro no pueden prevenirse como tal, pues generalmente derivan de una caída, sí que es posible aprender a tener cuidado al momento de hacer ciertos movimientos. Es el caso de los deportistas o personas que hagan movimientos amplios con los hombros.

Por otra parte, y para paliar el dolor posterior a la lesión, puedes utilizar algún producto como Fisiocrem Parche Active. Gracias a este parche bicapa podrás tratar el dolor muscular y articular. Sus microcorrientes, que se liberan al entrar en contacto con las sales minerales del cuerpo, son de gran ayuda para aliviar el dolor.

¿Dónde comprar?

Compra online Compra online
Localiza tu farmacia más cercana

Fisiocrem te recomienda

No te pierdas nuestros interesantes artículos relacionados con la actividad física, el deporte y la reparación muscular.

En Fisiocrem,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Rechazar” para deshabilitar las cookies o en “Configurar cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar”, aceptará su uso.