Conoce tu cuerpo para cuidarlo

Los efectos de la obesidad y sobrepeso en los músculos y articulaciones

Además de los daños sobre las articulaciones, existe una relación entre el sobrepeso y la obesidad con los dolores musculares.

obesidad.jpeg

La obesidad y el sobrepeso acarrean consecuencias para el organismo. Una de estas consecuencias está estrechamente ligada con los músculos y articulaciones del cuerpo. ¿En qué medida les afecta? ¿Cómo puedes aliviar las molestias?

Articulaciones y obesidad

Las articulaciones son las partes del cuerpo encargadas de realizar todos los movimientos que realizas. Estas funcionan a través de los músculos, permitiendo así hacer actividades tan básicas como caminar. El adecuado funcionamiento de las articulaciones está condicionado a otros factores como el sexo, la edad, la actividad física y el sobrepeso o la obesidad.

Conforme la persona va creciendo, la articulación se va adaptando a ese crecimiento natural que se produce. Sin embargo, esta adaptación tiene un límite. Las articulaciones están diseñadas para soportar los movimientos de una persona con un determinado peso y altura. El sobrepeso y la obesidad producen que la articulación cargue más peso del que originalmente debería soportar, lo que produce un desgaste e, incluso, puede ocasionar una rotura.

Cuando esto ocurre, se produce un choque entre los huesos que une la articulación, lo que ocasiona dolor, hinchazón e incluso, una limitación de movimientos. ¿Qué articulaciones se ven afectadas por el sobrepeso? Aquí encontramos las de soporte: coxofemoral o de cadera y raquis lumbo-sacro, de rodillas y tobillos. Estas tienen cierta resistencia límite a las cargas. Cuando se excede la carga, entonces ocurren las lesiones.

Músculos y sobrepeso

Además de los daños sobre las articulaciones, existe una relación entre el sobrepeso y la obesidad con los dolores musculares. El paciente con obesidad generalmente presenta un déficit de ejercicio, por lo que los músculos sufren una disminución nutricional; en consecuencia, las personas con obesidad tienen músculos con hipertrofia. Esta hipertrofia se acompaña de poca flexibilidad y baja resistencia.

Pero los estragos fisiológicos de la obesidad sobre el sistema locomotor no acaban aquí. La obesidad es capaz de producir dolor porque los músculos también están soportando más peso del que deberían, por eso, al bajar de peso, el dolor también disminuye. El dolor más común es en la zona lumbar, así como en las rodillas, que se ven sometidas a mayor carga.

Trastornos musculares asociados a la obesidad

Lumbalgia

La lumbalgia es un dolor localizado en la zona inferior o baja de la espalda y se origina en la estructura músculo-esquelética de la columna vertebral. El dolor se presenta en la zona lumbar y aumenta el tono y la rigidez de los músculos de la zona. La lumbalgia se acompaña de un dolor irradiado que no es consecuencia de traumatismos, accidentes, ni cualquier otra patología clínica. Puede afectar a personas de cualquier edad: jóvenes, adultos y mayores; además suele aparecer en las personas que realizan trabajos sedentarios, pero también en las que hacen esfuerzos físicos.

El sobrepeso y la obesidad también son factores determinantes para la aparición de la lumbalgia, pues el sedentarismo y la mala postura contribuyen a la aparición de estos dolores.

Trastorno de la marcha

El exceso de peso se asocia con las limitaciones estructurales y funcionales, así como con el deterioro de una marcha normal. El sobrepeso puede ocasionar que se aplanen los arcos del pie y también la pronación de los tobillos. Es decir, las estructuras de soporte del cuerpo se deforman para poder soportar el peso de más.

Por otra parte, las personas con obesidad mórbida caminan mucho más lento que las personas con menor grado de obesidad. Es precisamente el Índice de Masa Corporal (IMC) el que afecta la distancia que una persona puede recorrer.

Fibromialgia

La fibromialgia es un padecimiento que ocasiona dolor en los músculos, así como cansancio. Una persona con fibromialgia es capaz de sentir puntos sensibles en distintas zonas del cuerpo como pueden ser piernas, brazos, caderas, espalda, hombros y cuello. Aunque se desconocen aún las causas de la fibromialgia, se sabe que la obesidad y el sobrepeso son factores de riesgo asociados a esta condición.

¿Cómo aliviar el dolor causado en músculos y articulaciones?

El dolor de músculos y articulaciones en las personas con sobrepeso puede ser algo esporádico o algo latente, pues varía entre personas. Es posible sentir los efectos del lumbago durante unas semanas y luego desaparecerá, pero eso no significa que no volverá a darse en el futuro. Para prevenirlo y erradicarlo, la mejor opción es bajar de peso y seguir una dieta equilibrada, pero sobre todo, beber mucha agua y hacer ejercicio durante 30 minutos al día.

Sin embargo, también existe una manera de aliviar los síntomas de dolor ocasionados sobre músculos y articulaciones por el sobrepeso. Puedes aplicar un contraste de frío y calor en la región afectada por el dolor y dar suaves masajes que ayuden a relajar los músculos y articulaciones. Además, puedes acompañar estos remedios con Fisiocrem Parche Active.

Fisiocrem Parche Active está indicado para aliviar el dolor de músculos y articulaciones, pues cuenta con una tecnología de microcorrientes que contribuyen a aliviar los dolores por hasta 24 horas. Este producto cuenta con una doble capa: la capa externa está formada por bandas de cobre y zinc; la capa interna del parche es rica en árnica y harpagofito. Cuando el parche entra en contacto con las sales minerales presentes en la piel, se producen microcorrientes de baja intensidad que contribuyen a aliviar el dolor.

¿Dónde comprar?

Compra online
Compra online
Localiza tu farmacia más cercana

Fisiocrem te recomienda

No te pierdas nuestros interesantes artículos relacionados con la actividad física, el deporte y la reparación muscular.

En Fisiocrem,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo .