Conoce tu cuerpo para cuidarlo

Las fibras musculares y sus tipos

Uno de los sistemas más importantes en el ser humano es el musculoesquelético, el cual está formado por ligamentos, huesos y una gran cantidad de músculos distribuidos por todo el cuerpo.

fibras-musculares.jpeg

Uno de los sistemas más importantes en el ser humano es el musculoesquelético, el cual está formado por ligamentos, huesos y una gran cantidad de músculos distribuidos por todo el cuerpo. Para que cada uno de ellos pueda cumplir con sus funciones, necesitan de las fibras musculares. A continuación, te hablaremos sobre sus funciones, qué tipos existen y cómo protegerlas.

Aquí te dejamos un artículo para que conozcas cuáles son los músculos más importantes de nuestro cuerpo y la importancia de cuidarlos.

Qué son las fibras musculares

Los músculos del cuerpo están formados por diferentes elementos contráctiles, uno de los cuales son las fibras musculares, que se localizan en el interior del músculo y están compuestas por 5 partes: sarcolema, mitocondria, miofibrillas, retículo sarcoplásmico y núcleo.

Todas estas partes, en conjunto, forman cada una de las fibras de los músculos. Cabe destacar, que dependiendo de la contracción o la cantidad de miofibrillas, las fibras musculares se dividen en diferentes tipos.

Los tipos de fibras musculares que forman un músculo

A continuación, se mencionan cada uno de los tipos de fibras musculares:

  • Fibra muscular rápida: estas se caracterizan por estar formadas por una gran cantidad de miofibrillas, y son las que se encargan de generar una gran fuerza. Su energía proviene del glucógeno, y su funcionamiento es de tipo anaeróbico.
  • Fibra muscular lenta: estas poseen menos miofibrillas que las anteriores, pero tienen muchas más mitocondrias, por lo que se caracterizan por generar menos fuerza, pero tardan más en agotarse que las anteriores.
  • Fibra muscular intermedia: como su nombre indica, tienen propiedades intermedias entre las fibras musculares rápidas y lentas.

Qué es una rotura de fibras musculares

Es una lesión mucho más frecuente de lo que crees, ya que es muy común en la práctica deportiva o en el ámbito laboral. También se le conoce como desgarro muscular, y su gravedad va a depender del número de fibras que se hayan roto, lo que a su vez, va a determinar el tratamiento.

Aquí te dejamos también un post con los diferentes dolores musculares que se pueden generar después de entrenar y cómo prevenirlos.

Tipos de rotura de fibras según su gravedad

Muchas veces, estas lesiones se pueden confundir con las contracturas musculares, ya que, si se trata de microroturas, es muy difícil distinguirlas; pero, cuando esta última es más grave, sí puede diferenciarse de la contractura. Una vez que la rotura es diagnosticada, se puede clasificar en tres grados:

  • Grado 1: viene dada cuando la distensión muscular es muy leve, y son pocas las fibras afectadas. Generalmente, las molestias son mínimas.
  • Grado 2: el número de fibras afectadas son mayores que en las anteriores, y existe una sintomatología más contundente.
  • Grado 3: esta es muy grave, ya que el músculo está roto y, en muchos casos, se necesita una intervención quirúrgica para reparar la lesión.

¿Cuáles son las causas que generan una rotura de fibras?

Se ha concluido que existen 3 mecanismos principales por los cuales se produce una rotura de fibras musculares:

  • De forma directa, si se recibe un golpe fuerte o una contusión. Esto va a producir un rompimiento de sus fibras.
  • De forma indirecta, que viene dada por una elongación brusca en el músculo, generalmente producida por una contracción muy fuerte y rápida del mismo. Cabe destacar que esta es la forma más común y suele ser accidental.
  • Mediante un estiramiento que sobrepasa la capacidad del músculo.

Los síntomas de la rotura de fibras pueden variar, dependiendo del grado que sea. En caso de que sea de grado 1, lo más probable es que sientas dolor y sensibilidad en la zona del músculo afectado; sin embargo, en la mayoría de los casos puedes seguir con tus actividades normalmente.

En las roturas de grado 2, el dolor es más fuerte, el músculo se encuentra rígido y se forma una zona de inflamación alrededor de la región afectada. El dolor va a empeorar con el movimiento, por lo que no se pueden seguir realizando las actividades diarias.

En el caso más grave, de grado 3, el dolor es incapacitante y se evidencia mucha inflamación. Muchas veces se pierde la funcionalidad muscular. Lo más probables es que haya una irregularidad en la zona afectada.

Prevención de roturas de fibras musculares

Una de las formas principales de reducir el riesgo de rotura de fibras musculares, es haciendo un calentamiento y enfriamiento, antes y después de la actividad física. Con el calentamiento se busca darle la capacidad al cuerpo para prepararse para una actividad física más intensa.

Para la etapa de precalentamiento a la hora de preparar los músculos para evitar las roturas musculares, puedes ayudarte de Fisiocrem Gel Active, que ayuda a mantener y cuidar el tejido muscular, ya que prepara los músculos y ligamentos mediante una solución de masaje rápida y eficaz con árnica, caléndula, hypericum y melaleuca.

¿Dónde comprar?

Compra online
Compra online
Localiza tu farmacia más cercana

Fisiocrem te recomienda

No te pierdas nuestros interesantes artículos relacionados con la actividad física, el deporte y la reparación muscular.

En Fisiocrem,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo.