¿LAS VÉRTEBRAS SE DESPLAZAN? MITOS Y LEYENDAS

Lesiones musculares más comunes

¿Las vértebras se desplazan? Mitos y leyendas

Esta es una cuestión que puede generar dudas entre la población que va a visitarse a la consulta de un médico o fisioterapeuta. Y es que el solo hecho de pensar que una de las vértebras de nuestra espalda puede salirse de su sitio es por sí mismo un motivo de preocupación.


La pregunta es si nuestras vértebras de la columna son capaces de desplazarse de su posición correcta, y ponemos el ejemplo de la persona que se pone en manos de un fisioterapeuta por alguna lesión o dolencia y este nos hace "crujir" la espalda dando la sensación de que ha vuelto a poner en su sitio algo que no lo estaba...

Este concepto de desplazamiento vertebral (luxación o subluxación como se puede encontrar en algunos artículos) es motivo de debate, así que vamos a intentar explicarlo de una manera sencilla para que sea entendible.

De entrada podemos afirmar que las vértebras NO se mueven de su sitio, si así fuera estaríamos delante de una lesión de tal gravedad (normalmente debido a algún traumatismo grave tipo accidente de tráfico) que se requeriría inmovilizar inmediatamente a la persona y trasladarla de manera urgente a un centro hospitalario ya que podría tener consecuencias muy graves para la salud incluso temer por la propia vida de la persona.

Lo que podemos afirmar es que las vértebras se bloquean.

¿Y qué quiere decir esto?

Eso quiere decir que una vértebra puede perder la capacidad de movimiento en sus articulaciones (cada una tiene 4, dos que se articulan con la vertebra superior y dos con la inmediatamente inferior) debido a varios motivos:

- Las malas posturas en la vida diaria o laboral.

- El exceso de deporte o la mala técnica.

- Lesiones musculares o del sistema musculo-esquelético.

- Traumatismos directo o indirectos.

Estas son algunas de las causas principales que pueden hacer que las tensiones musculares que llegan a la columna acaben por no dejar mover de manera correcta a las articulaciones que hay entre las vértebras y que provoquen una limitación de su movimiento generando inflamación y dolor.

Cuando antes nos referíamos al hecho de que el fisioterapeuta nos cruje la espalda en realidad lo que realiza son técnicas de TRUST, manipulaciones directas de la columna vertebral de alta velocidad y corto recorrido, que tienen el objetivo de devolver la movilidad a esa vértebra que la había perdido.

La conclusión es que las vértebras no se desplazan si no que se bloquean y hay opciones terapéuticas que ayudan a devolver la libertad de movimiento a nuestra espalda.

Las técnicas TRUST son una opción pero no la única ya que se han de ayudar de otras terapias como las movilizaciones, estiramientos o el masaje que su profesional de referencia aplicará según su criterio.

Una buena opción es la de complementar en casa el tratamiento con Fisiocrem mediante un suave masaje en la zona dolorida de la espalda hasta su total absorción ya que sus ingredientes naturales actúan sobre el foco del dolor y la inflamación que se da en las articulaciones bloqueadas.

Comparte:
Jordi Betran
Jordi Betran
Fisioterapeuta col.3798