LA FASCIA: QUé ES, FUNCIÓN Y PROTECCIÓN

Todo lo que hay que saber sobre La Fascia - Fisiocrem

La fascia: que es, función y protección

Cada vez es más usual oír hablar de lesiones o problemas en la fascia, pero ¿sabemos qué es y qué importancia tiene?

Podemos entender la fascia como una bolsa donde van metidos los músculos. Una bolsa que les da forma, protección, y que los separa de otros músculos y estructuras que están a su alrededor para que pueda realizar correctamente sus funciones.


La fascia es el principal elemento del llamado “tejido conectivo” y del mismo modo que rodea a los músculos lo hace de igual manera con los huesos , órganos, vasos sanguíneos, nervios, etc.. En definitiva con todas las partes que forman el cuerpo humano, desde la más superficial, como la piel, hasta la más profunda, conectando absolutamente todo el cuerpo entre si y manteniéndolo unido.

Está formada por células, fibras con el colágeno y la elastina, y sustancias como el ácido hialurónico, términos que también suelen aparecer en al ámbito de las lesiones y su prevención o recuperación.

La importancia de las fascias radica en que tienen una gran capacidad de deslizamiento y desplazamiento entre ellas, permitiendo el movimiento y la correcta función de todas las estructuras que envuelve como por ejemplo:

  • - La contracción muscular
  • - La expansión de los pulmones al respirar o el latido del corazón
  • - La movilidad de las articulaciones

Así pues cuando sufrimos una lesión en una parte de nuestro cuerpo también se lesiona la parte de fascia correspondiente y como hemos visto la importancia que tiene para mantener la movilidad, puede traer graves consecuencias para nuestra salud ya que al ser una estructura global puede llegar a generar problemas en partes distales a la zona de la lesión.

Su rigidez o engrosamiento por un uso excesivo o por un traumatismo puede provocar dolor e inflamación.

“Por lo tanto es de vital importancia prevenir y recuperar bien las lesiones de nuestros músculos y sus fascias”

Como podemos hacerlo de manera sencilla? Teniendo en cuenta estos simples consejos:

  • 1.- El calentamiento previo a una actividad deportiva, de la vida diaria o laboral. Que incluya ejercicios de movilidad y amplitud articular de manera progresiva.
  •  
  • 2.- Estiramientos de los principales músculos que vamos a hacer servir, buscando tensiones medias para no irritar los tejidos.
  •  
  • 3.- Vuelta a la calma antes de dar por concluida la sesión, de manera que devolvamos al cuerpo las sensaciones previas.
  •  
  • 4.- Buena hidratación antes durante y después del ejercicio/actividad.
  •  
  • 5.- Automasajes con un gel como Fisiocrem, que contiene ingredientes como la árnica o la caléndula, que está indicado para la preparación y la recuperación de músculos, ligamentos y sus fascias, puede también ayudar a evitar lesiones.

Comparte:
Bernard Boronat
Fisioterapeuta